Orellana no podrá jugar, pero sí informar sobre su ex equipo

Fabián Orellana se reencontrará el sábado con los que hasta hace 15 días eran sus compañeros en el Valencia. El chileno no podrá enfrentarse a ellos porque hasta enero no puede ser inscrito como jugador del Eibar, pero eso no le impedirá actuar de 'espía' para José Luis Mendilibar. El último efectivo en incorporarse a la disciplina armera no llegó a disputar ni un solo minuto del campeonato liguero y solo fue alineado en el partido de ida de los dieciseisavos de final que el Valencia jugó en Zaragoza. Sin embargo, durante los últimos cinco meses ha compartido vestuario y entrenamientos con los valencianos y él mejor que nadie sabe cuáles son sus virtudes y dónde residen sus debilidades. Se marchó del club ché dando las gracias por el trato recibido, pero no cabe duda de que después de haber sido condenado al ostracismo no verá con malos ojos un triunfo armero frente a ellos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos