S.D. Eibar

La opción de ir a Europa pasa por ganar a la Real Sociedad

Willian José y Ander Capa pugnan por el esférico durante un derbi disputado en Ipurua con Juanmi a sus espaldas. / LUSA
Willian José y Ander Capa pugnan por el esférico durante un derbi disputado en Ipurua con Juanmi a sus espaldas. / LUSA

El Eibar no puede fallar en el derbi de Ipurua si quiere seguir aspirando a la séptima plaza. Los armeros forman parte de un quinteto de aspirantes junto a Girona, Betis, Getafe y Celta que buscan el mismo objetivo y áun deben enfrentarse a los tres primeros

J.A. REMENTERIA EIBAR.

Mirar a Europa y quedar como primer equipo vasco son los objetivos deportivos del Eibar en las nueve jornadas que restan para el final de la Liga. Mendilibar hace unas semanas confesaba abiertamente que le gustaría igualar los 54 puntos de la pasada campaña pero sin desdeñar cifras más altas. El cuadro armero ocupa la undécima posición con 39 puntos, a cuatro del séptimo, Girona que, con el nuevo formato, entraría en Europa League. Un grupo formado por Girona (43 puntos), Betis (43), Getafe (39), Celta (39) y Eibar (39) conforman un quinteto de aspirantes a esa plaza continental. «En muy pocos puntos estamos muchos equipos. Queremos seguir en esas posiciones y ganar partidos sin mirar si es Europa o no. El problema puede ser que algún jugador piense en uno mismo más que en el grupo y espero ser capaz de convencerles de que hay que pensar más en el equipo». Palabras de Mendilibar con un intencionado mensaje.

'Ser o no ser' es la duda metafísica más repetida en la cultura occidental, también puede serla transferida a la realidad del Eibar. El derbi de este domingo (18.30 horas) en Ipurua frente a la Real supone el pasaporte o no para seguir agotando sus posibilidades europeas. No solo va ligado al resultado ante los realistas. Está condicionado a los guarismos de los otros competidores que, al igual que el Eibar, disponen de opciones y maximizarán al límite las jornadas que restan. Es obvio que el enfrentamiento de este domingo frente al cuadro txuri-urdin condicionará su devenir.

El Eibar lleva tres jornadas consecutivas con sequía de victorias. Desde que ganara en Ipurua al Villarreal (1-0) no ha saboreado las mieles del triunfo. Empató en Riazor con el Deportivo (1-1), perdió en Ipurua con el Real Madrid (1-2) y volvió a tropezar en el Ciutat de Valencia con el Levante (2-1). Un 'bache' de resultados y de juego, excepto ante los madridistas, donde el comportamiento de los azulgrana fue digno de elogio en el mundo del fútbol.

En los duelos directos, los de Mendilibar deben visitar a Betis y Girona y recibir al Getafe

Reencontrarse con la victoria, aprovechando la visita de la Real, es el primer objetivo de los pupilos de Mendilibar. Los tres puntos que están en juego tienen varias lecturas: la primera, supondrían incrementar el distanciamiento en puntos y mantener la hegemonía guipuzcoana en la clasificación con respecto a los realistas y, segunda, porque mantendría abiertas las opciones europeas. Si mirar a Europa es uno de los propósitos plausibles, no menos es finalizar el curso el próximo mes de mayo como primer equipo vasco en la máxima categoría. Si esto sucediera, sería la primera vez en la historia del Eibar, -una épica para enmarcar en los anales del club armero- y significaría añadir un valor en estos últimos años de eclosión.

La ventaja del horario

El derbi es especial. No será uno más. La jornada va a ser interesante y definitoria para un Eibar que estará atento a los resultados de sus rivales directos por la codiciada plaza europea. Los hombres de Mendilibar afrontarán el duelo con la Real sabiendo el final del Girona en Montilivi ante el Levante y del Celta en su visita a San Mamés frente al Athletic de Bilbao. Ambos partidos se juegan el sábado, sin olvidar a lo que suceda el lunes 2 de abril en el Coliseum en ese Getafe-Betis, dos equipos aspirantes a la Europa League.

En las nueve jornadas que restan, el Eibar rivalizará con tres de los rivales directos en esa pugna por la séptima plaza. Deberá acudir a casa del Betis y Girona y en Ipurua recibirá al Getafe, así que los de Mendilibar dependen de sí mismos para lograr el objetivo.

Además, deben viajar a Mestalla para medirse al Valencia y al Wanda Metropolitano del Atlético de Madrid, este choque en la última jornada. Alavés y Espanyol, ambos en la zona baja, pero en puestos de permanencia, aspiran a conseguirla matemáticamenta, mientras que Las Palmas, ahora en zona de descenso, visitará Ipurua en la penúltima jornada, esperando hacerlo sin estar sentenciado su descenso.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos