Diario Vasco

El filial del Eibar asciende a Segunda B

La plantilla del CD Vitoria celebra sobre el césped el ascenso con amigos y familiares.
La plantilla del CD Vitoria celebra sobre el césped el ascenso con amigos y familiares. / S.D.E.
  • El CD Vitoria hizo un partido serio y supo sufrir, se adelantó con gol de Conde y mantuvo la eliminatoria a su favor

Si hace diez años ascendía el Eibar de Segunda B a Segunda en la festividad de San Juan, ayer volvió a repetirse la historia pero con el filial, el CD Vitoria, que ya es nuevo equipo de Segunda B pese a perder por 2-1. La ventaja de la ida, el 1-0 logrado en Ipurua, con gol marcado por Ibargoien, se entendía que era suficiente para tener un margen de maniobra relativamente importante y realmente se cumplió la teoría. El global de la eliminatoria fue un 2-2, pero por aquello que los goles en campo contrario tienen doble valor el ascenso no se les escapó a los vitorianos.

El CD Vitoria ha realizado un gran play-off, solo ha recibido 2 goles en seis partidos y ha marcado 7, un balance positivo el realizado por los hombres de Arkaitz Lacambra. Un objetivo cumplido, para el club armero era clave que subiera para, así, reforzar y acercar su equipo filial a los intereses del primer equipo. En el segundo año de vinculación entre el Eibar y Vitoria, se consigue este logro valorado muy, pero que muy positivamente por la entidad armera.

El Astorga, como era previsible, salió fuerte, empleándose fuerte hasta el extremo que la colegiada madrileña llamó la atención. Los hombres de Aitor Lacambra no se arredraron ante la presión del cuadro maragato, es más, metieron miedo en el cuerpo de los leoneses cuando en el minuto siete anula un gol al entender que se había cometido falta sobre el portero Kiko Reguero tras una falta lanzada al borde del área, precedida de un robo de Ibargoien para que Etxaburu sea derribado en la misma a nada de la línea del área grande.

Los vitorianos realizaron en los primeros compases contragolpes peligrosos. Ibargoien y Etxaburu, especialmente éste por su dominio en el juego aéreo, trajeron de cabeza a la zaga astorgana a la vez que Dorrio con su calidad individual destacaba por su movilidad. El Astorga con un juego combinativo hizo circular el balón, pero apenas lograba contar con un camino directo a la portería defendida por Areitio, pero en el minuto 19 un potente disparo dentro del área del Astorga protagonizado por Conde tras pase de Martínez acercaba el sueño del filial armero en su camino al ascenso a Segunda B. El Vitoria insistió en ejercitarse en el contragolpe bien llevado, pese a ir ganando buscó ampliar aún más la ventaja ante un Astorga desconcertado y nervioso al habérsele roto sus esquemas iniciales, su ímpetu bajó un tanto ante la ventaja de los vitorianos.

En todo momento, el técnico vitoriano Arkaitz Lacambra pedía a sus jugadores de manera insistente que tuvieran cabeza, dado que la ventaja en el global de la eliminatoria iba parcialmente a su favor. El Astorga intentó meterse en la eliminatoria y tuvo alguna que otra ocasión, pero no fue más allá. Los últimos minutos del primer tiempo se convirtieron en un correcalles y podía ocurrir cualquier circunstancia. Y así fue, a falta de tres minutos para el descanso y ante su insistencia, el Astorga igualaba el marcador por mediación de su goleador Roberto Puente dentro del área a pase de Emilio, pero Diego pudo colocar en ventaja a los maragatos, pero su disparo fue a la cepa del poste. El Vitoria llegó al ecuador del partido un tanto desconcertado, atravesó su peor momento en los primeros cuarenta y cinco minutos.

Un final de infarto

Tras el descanso, en los primeros minutos, el Astorga intentó meter rápidamente el segundo gol y Alex Conde puso a prueba al portero Areitio que tras un potente disparo del astorgano le respondió con una buena intervención. El Vitoria resistió con orden las acometidas del cuadro local que, a medida que se consumían los minutos, fue bajando en intensidad.

El partido registró la incidencia que se lesionó la colegiada en el minuto 85 y estuvo detenido el juego para ser atendida. A dos minutos del tiempo reglamentario Areito realizaba una gran intervención a remate de Jorge. Los minutos finales fueron de infarto tras la expulsión de Dorrio en el 90 al ver la segunda amarilla tras caerse en el área. La colegiada prolongó el partido diez minutos y el Astorga apretó hasta el extremo, en el 92 marcaba Roberto Puente el segundo gol que ponía mucha presión, pero no fue suficiente y el Vitoria ya es nuevo equipo de la categoría de bronce.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate