Diario Vasco

S. D. EIBAR

«Soy ambicioso y el Eibar también lo es»

Dmitrovic se vistió ayer la equipación del Eibar en su presentación.
Dmitrovic se vistió ayer la equipación del Eibar en su presentación. / FÉLIX MORQUECHO
  • Marko Dmitrovic promete «darlo todo» por el club armero durante su presentación por sorpresa como nuevo jugador del Eibar hasta el 2021

. El Eibar citó ayer a los medios de comunicación en Ipurua para dar a conocer las novedades del verano y la convocatoria resultó ser la presentación por sorpresa de Marko Dmitrovic (Serbia, 1992), cuya contratación se pudo hacer por fin oficial tras haber superado el reconocimiento médico y haber firmado para las próximas cuatro temporadas. Una de las primeras personas con las que se encontró el nuevo portero armero fue con Yoel Rodríguez, precisamente al guardameta que el serbio sustituirá esta temporada debido a la grave lesión que el gallego sufrió el pasado sábado mientras entrenaba en un monte de Pontevedra.

El vigués apenas podía dibujar una sonrisa en su rostro. Con la rodilla muy inflamada y ayudado por unas muletas, se mostró resignado por su mala suerte, aunque esperanzado de poder recuperarse en los plazos establecidos, una vez que el doctor Mikel Sánchez trate de obrar un nuevo milagro en el quirófano. Yoel recibió los ánimos de su nuevo compañero de plantel, al que deseó mucha suerte, y también todo el cariño de la presidenta, Amaia Gorostiza, y del Director Deportivo, Fran Garagarza, que le desearon una pronta recuperación. Para él fueron las primeras palabras de la presidenta. «Le enviamos un fuerte abrazo en nombre de todo el Eibar. Estamos todos muy tristes por la lesión que ha sufrido y queremos darle ánimos para que su recuperación transcurra lo más rápido posible», señaló.

Apuesta de futuro

Pero, como ella misma apuntó, el club debía seguir su curso y aplaudió la rápida actuación de la dirección deportiva para que Dmitrovic ya esté aquí, convertido en una nueva apuesta de futuro para la entidad. En similares términos se expresó Garagarza, que aunque admitió que no era un fichaje programado, sí que «lo teníamos bien estudiado, porque lo seguíamos desde el año pasado y teníamos grandes referencias de él a través de Unai Elgezabal (jugador del Eibar que ha estado cedido esta temporada en el Alcorcón). El mutrikuarra asegura que es «un buen portero, tiene una buena edad (25 años), un dominio perfecto del idioma y un gran margen de mejora», por lo que ya anticipa que «hemos acertado cien por cien. Hemos andado muy rápidos, porque había amenazas».

Lo del conocimiento del idioma es real, porque como él mismo dice no le quedó más remedio que aprender y rápido. «Nunca había hablado español, y cuando llegué al Alcorcón, como nadie hablaba inglés tuve que ponerme rápido a aprenderlo para hacerme entender». Un obstáculo menos para que su adaptación al Eibar sea casi instantánea, porque la ilusión ya la trae en la maleta desde el mismo momento en el que recibió la llamada del Eibar. «Me sentí muy feliz y contento por el interés de un equipo muy bueno de Primera. Está creciendo cada día en todos los aspectos y cuando me llamaron contesté enseguida que sí, aunque no dependía todo de mí, porque tenía dos años más de contrato con el Alcorcón. Todo se ha arreglado muy rápido», gracias a la gran disposición del Alcorcón.

Le habían surgido más opciones, pero se decantó por el Eibar porque «soy ambicioso y veo que el Eibar también lo es. Ha estado muy cerca de colarse en Europa y no veo por qué no podemos dar ese paso este año. Me encanta que esté tan bien organizado». Y lo dice con conocimiento de causa, porque en los últimos días ha reunido numerosas referencias tanto por parte de Elgezabal, como del ex azulgrana Aleksandar Pantic, también serbio, que «le dijo maravillas de este club y ahora tengo oportunidad de conocerlo por dentro. Yo le he seguido mucho y me gusta su estilo».

En apenas unas semanas podrá cumplir su sueño de debutar en Primera, «el objetivo que me marqué cuando llegué a España, aunque no he tenido prisa hasta ahora porque quería hacerlo paso a paso». Sabe que tendrá que competir con Asier Riesgo, que representa la experiencia personificada. Insiste en que él viene a ayudar. Lo de jugar, lo deja en manos de Mendilibar, que lógicamente fue el primero en dar el OK a su fichaje. «Asier es un muy buen portero. Le he visto bastante. Los tres estamos para ayudar al Eibar. Todos queremos jugar, pero será el míster quien decida. Nuestra obligación es darlo todo y yo me voy a dejar la piel en cada entrenamiento y en cada partido».

No quiso enumerar sus cualidades, por lo que Garagarza tomó la palabra para explicar que «es un portero diferente a lo que teníamos. Es muy cerrado en cuanto al juego de pie, muy zurdo y ese es un aspecto a mejorar. Para su envergadura nos parece rápido, ágil, con buenas decisiones en el juego aéreo y en el dominio del área. Jugamos muy adelantados y a él le gusta».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate