Diario Vasco

s.d. eibar

El filial del Eibar da un pasito más hacia el ascenso

Un jugador del Vitoria remata en una jugada a balón parado.
Un jugador del Vitoria remata en una jugada a balón parado. / ASKASIBAR
  • El C.D. Vitoria se impuso al Atlético Astorga gracias a un tempranero gol de Ibargoien quedeberá defender el sábado en campo leonés

El ascenso del filial está un poquito más cerca después de que ayer el C.D. Vitoria se impusiera por la mínima a un correoso Atlético Astorga gracias a un madrugador gol de Ibargoien que llegó cuando no habían transcurrido más que cuatro minutos de juego.

Un triunfo que pone en ventaja a los alaveses, que tendrán que trabajar muy duro para defender su mínima renta el próximo sábado (18.30 horas) en La Eragudina. Una fecha señalada sin duda para la entidad eibarresa, puesto que ese día se celebra el santo de la Ciudad y porque también se conmemorará el décimo aniversario del recordado ascenso a Segunda de la mano de Javier Mandiola en una emocionantísima eliminatoria disputada ante el Rayo.

Situarse un peldaño por debajo es la gran aspiración del plantel dirigido por Arkaitz Lakambra y un objetivo estratégico del club, que ansía recortar las distancias que separan a su primer equipo de su filial para poder contar con jugadores más curtidos en caso de necesidad.

Por de pronto se ha dado un primer pasito tras ganar un partido cargado de tensión y de intensidad, pese a que el bochorno que reinó en Ipurua hizo necesario llevar a cabo un par de paradas técnicas, una en cada parte, para que los jugadores se hidrataran y evitar así posibles golpes de calor.

Areitio, el gran héroe

El madrugador gol de Ibarguren dio fuerzas e ilusión a una escuadra blanquirroja que tuvo que emplearse a fondo para hacer frente a un rival leonés que en ningún momento se resignó a salir derrotado. Encorajinados por ese golpe inicial, los astorganos asediaron por momentos la portería de un Markel Areitio que se erigió en el gran héroe del partido al desbaratar al menos tres ocasiones francas de los visitantes.

Tampoco los anfitriones se dieron por satisfechos con ese tanto y buscaron ampliar la renta para acudir el próximo sábado a Astorga con una mayor seguridad en sus posibilidades, pero tanto Dórrio, como Adeva, y sobre todo Etxaburu con un cabezazo a la salida de un córner, se quedaron con la miel en los labios.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate