Diario Vasco

sd eibar

El Eibar no fichará al argentino Guido Rodríguez

Mendilibar, durante un entrenamiento
Mendilibar, durante un entrenamiento / Morquecho
  • Su elevada ficha y los seis millones que pide el Tijuana por él se salen de los parámetros que maneja la dirección deportiva

  • El mediocentro está completamente descartado por el club armero, que tampoco contempla incorporar a Mikel González

Guido Rodríguez no vestirá la camiseta del Eibar, como se ha venido insistiendo desde Méjico en los últimos días. De hecho, según fuentes consultadas por este periódico, el supuesto interés que podía existir en esta promesa del fútbol sudamericano quedó diluido desde que el club armero supo lo mucho que cobraba en el Tijuana mejicano y lo que los Xolos, como se conoce al club de la ciudad de Baja Califonia, pedían por él. Seis millones de euros es una cantidad que puede espantar a cualquiera y sobre todo a la entidad azulgrana, que en realidad no tiene necesidad de hacer semejante dispendio por un pivote, cuando ya tiene a cuatro en sus filas.

Otro de los rumores que también se puede dar por descartado es la incorporación del ya exrealista Mikel González. Fuentes cercanas al club apuntan a que el arrasatearra sí recibió una llamada del director Deportivo del Eibar para conocer su situación y su disposición, pero después de analizar las diferentes alternativas que manejan se ha desechado esta opción, toda vez que la intención de Fran Garagarza es hacerse con los servicios de un central joven y con proyección al que se le pueda ofrecer un contrato a medio y largo plazo.

Una vez más queda de manifiesto que no siempre que el río suena agua lleva. Es habitual que cada vez que se abre el plazo de fichajes, los representantes muevan diferentes fichas para revalorizar a sus jugadores y venderlos después al mejor postor. En este caso, parecía existir un interés en situar a Guido Rodríguez en la órbita de un equipo de LaLiga, precisamente cuando el joven argentino de 23 años acaba de ser incluido en la lista de Sampaoli para la selección argentina. El Tijuana quiere sacar tajada por la nueva perla de la albiceleste y parece que el América de Ciudad de México pasará por el aro para que acabe convertido en un Águila del estadio Azteca.

En el Eibar han preferido guardar silencio al respecto porque no tienen por costumbre entrar a confirmar o desmentir las noticias, y menos cuando se refieren a posibles fichajes, pero lo cierto es que en la entidad se ha vivido con cierta sorpresa que se coloque en sus filas a un jugador que no figura entre sus pretensiones, puesto que ése no es un puesto que estén valorando reforzar.

Entre los 19 jugadores que el Eibar tiene con contrato en vigor están los cuatro mediocentros con los que José Luis Mendilibar sigue contando de cara al próximo ejercicio. Pese a que aún no se ha emprendido la renovación de Dani García, lo cierto es que el de Zumarraga está vinculado al club armero hasta el 30 de junio del 2018, por lo que no se considera urgente sentarse a negociar. Lo que no quita para que el club quiera y desee llegar a un acuerdo con el capitán. También sigue cedido para una temporada más por el Granada Fran Rico, que se recupera satisfactoriamente de la operación de rodilla a la que fue sometido en Vigo el pasado 9 de abril. Su estado físico preocupa, lógicamente, pero la sensaciones que les transmite el jugador son buenas, por lo que impera el optimismo. El técnico también seguirá contando con Christian Rivera, que ha jugado y rendido más de lo que se esperaba, y por supuesto, también está Gonzalo Escalante, plenamente asentado en el equipo y en el plantel.

Adiós a Lejeune

Las prioridades del Eibar van por otros tiros. Sus miras están centradas en fichar a un central que cubra la marcha de Mauro Dos Santos, y probablemente tendrán que contratar dos, ya que tienen asumido que se quedarán sin el francés Florian Lejeune.

Ya han manifestado en varias ocasiones y vuelven a insistir ahora en que ellos preferirían mantener al jugador a cerrar la que sería la operación más lucrativa de su historia, pero Lejeune ha recibido una oferta formal por cuatro temporadas, que duplica su salario actual, por lo que son conscientes de que resulta una propuesta irrechazable por su parte.

El traspaso parece cuestión de horas, por lo que solo quedará desearle suerte y confiar en que el Eibar acierte a dar con un sustituto capaz de acercarse al excelente rendimiento que ha ofrecido el parisino.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate