Diario Vasco

sd eibar

La Justicia vuelve a dar la razón al Eibar en su conflicto con el Elche

  • La desestimación del recurso interpuesto por la entidad ilicitana tras su descenso administrativo despeja el horizonte judicial del club armero

La Justicia se ha vuelto a pronunciar a favor del Eibar en el conflicto judicial que el club armero mantiene con el Elche y que derivó en el descenso administrativo de la entidad ilicitana en julio del 2015 y, en consecuencia, en la recuperación de la plaza perdida en Primera por parte del conjunto azulgrana. La entidad alicantina no se dio por vencida e interpuso un recurso contra la resolución del Tribunal Administrativo del Deporte (TAD), que fue quien acordó el descenso de categoría del equipo franjiverde, y codemandó también al club eibarrés y a la Liga de Fútbol Profesional, pero el Juzgado Central de lo Contencioso Administrativo número 9 ha desestimado la demanda y confirma la sanción impuesta hace casi dos años, según la sentencia a la que ha tenido acceso DV.

El club ilicitano había elaborado un recurso por el que solicitaba la readmisión en la competición y una compensación por parte de la Liga de Fútbol Profesional (LFP) de 61 millones de euros por las dos temporadas en las que el equipo franjiverde no ha podido competir en Primera. El equipo ilicitano, que acabó la competición 2014-15 en décimo tercera posición de la tabla, fue descendido como consecuencia del incumplimiento de la normativa con la Agencia Tributaria y haber incurrido en repetidos impagos.

El Elche alegó, entre otras cosas, que estaba al corriente de sus obligaciones tributarias y sostiene en su recurso que cuando recayó la resolución del TAD ya había regularizado su situación de incumplimiento con la AEAT. No obstante, la jueza Eva María Alfageme dice explícitamente que «la infracción se consumó durante la temporada 2014-2015» y aclara que «la regularización posterior al incumplimiento no elimina la infracción cometida puesto que ya se disfrutó del incumplimiento y de la ventaja competitiva, a la que ya se ha aludido antes».

Además, la jueza es muy clara a afirmar que «no puede estimarse como atenuante el que pagase la deuda tributaria, esto es, que regularizase su situación pues dicha regularización sólo se hizo cuando fue sancionado, no antes» Y añade que «aunque la regularización hubiera satisfecho las exigencias de la AEAT, dicha conducta no repararía todo el daño causado a la lealtad en la competición, que se ha visto burlado, con graves perjuicios para la competición y el resto de clubes».

El Elche alegó falta de competencia de la Liga para sancionar por la existencia de deudas con la AEAT, pero el fallo judicial especifica que «la LNPF sí tiene potestad para sancionar la conducta del Elche Club de Fútbol SAD, puesto que estamos ante una materia que encajaría dentro de la disciplina deportiva y el artículo 6.2.d) le atribuye potestad disciplinaria en dicha materia».

El dictamen no deja lugar a dudas, según explican Javier Romero y Fernando Varga, los dos abogados del despacho Garrigues, en Donostia, que representan al Eibar en este caso. «La sentencia es contundente y supone un punto y aparte en este procedimiento», declaran. Viene a avalar la postura que esgrimía la LFP y que en su momento esgrimió el Eibar, en el sentido de que se debe respetar el 'fair play' financiero para evitar desigualdades. Nosotros defendíamos que la resolución adoptada en su momento era correcta y conforme a derecho y es lo que dicta el fallo judicial», en el que la jueza resalta que «se ha visto como en otras ocasiones por los mismos hechos, pero referidos a temporadas distintas, el Elche ha sido sancionado con el apercibimiento y la multa pecuniaria, lo que se ha revelado como estéril de cara a cumplir la función disuasoria que se persigue».

De hecho, el fallo recuerda que «la conducta que se sanciona se califica como de muy grave» y que podía haberse sancionado incluso «con la expulsión temporal o definitiva».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate