Diario Vasco

Dio sus primeros pasos en la cuesta de Txirio Kale

Pese a que reside fuera de Eibar es y se siente tan eibarresa como el que más. De hecho, nació en la ya desaparecida Maternidad y a las pocas horas llegó convertida en la primogénita de su familia a la primera casa que recuerda, en un ático el número uno de Txirio Kale, la más pequeñita de todo Eibar. En su empinada cuesta dio sus primeros pasos, comió sus primeros caramelos y «casi rondando llegábamos a lo que para mí siempre será el parque de Galerías».

A los cinco años la familia, ampliada aunque no hasta llegar a los cuatro hijos que su madre, Amaya Tellería, trajo al mundo, se mudaron a Generalísimo, hoy conocida como Toribio Etxeberria, aunque para Amaia «Txirio Kale me trae recuerdos entrañables, mis primeros recuerdos».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate