Diario Vasco

s.d. eibar

Otro derbi contra viento y marea

La vuelta a la convocatoria de Lejeune, en el centro de la zaga, es una de las buenas noticias de un Eibar plagado de bajas.
La vuelta a la convocatoria de Lejeune, en el centro de la zaga, es una de las buenas noticias de un Eibar plagado de bajas. / FÉLIX MORQUECHO
  • El Eibar desea recuperar moral y opciones europeas en un inédito duelo ante el Alavés en Primera

En cuestión de dos partidos, el Eibar ha pasado de tocar Europa con los dedos a ver cómo la ventanilla para comprar el billete está a punto de cerrarse ante sus ojos. Y sin embargo, el equipo armero se resiste a arrojar la toalla. Mientras los números no digan lo contrario, los eibarreses siguen siendo candidatos a una de las plazas que recompensan con un viaje dorado y van a luchar contra viento y marea hasta quedarse sin aliento.

Y el derbi de hoy ante el Alavés, otro más que toca entre semana, se antoja determinante para decidir cuál va a ser el objetivo real de los azulgranas en los cuatro partidos restantes hasta la conclusión.

Se trata del primer enfrentamiento entre ambos conjuntos en Mendizorroza en Primera División puesto que de las 32 ocasiones que se han visto las caras, todas han sido en Segunda División, en Segunda División B y en Copa del Rey, excepto la jornada de la primera vuelta disputada en Ipurua.

De hecho, el estadio vitoriano no se le da mal al equipo armero que ha ganado en tres de las últimas cinco ocasiones en las que lo ha visitado. También venció en su última visita, que se saldó con un 0-2 para los eibarreses en la jornada 19 de la campaña 2013-14, con goles marcados entonces por Arruabarrena y Jarosik en propia puerta.

El equipo eibarrés se ha bajado de la nube a la que se subió tras ganar tres partidos consecutivos ante Villarreal, Las Palmas y Celta, y ahora solo espera poder evitar el pleno de derrotas en otra semana de tres partidos a la que ha llegado totalmente en cuadro.

Y es que el duelo ante los rojiblancos dejó graves secuelas al margen de las morales. Antonio Luna sufrió una rotura de fibras. Escalante vio una tarjeta roja que le impedirá jugar este choque y el del domingo ante el Leganés, e Iván Ramis y Pedro León vieron su quinta cartulina amarilla que también les deja sin opciones de estar hoy en el feudo del glorioso. La ausencia de estos cuatro titulares se suman a la baja de Bebé por una infección y a la ya conocida de Fran Rico.

En medio de este panorama desolador la vuelta de Florian Lejeune tras cumplir su sanción se ve como una luz que ilumina el túnel, aunque al técnico azulgrana no le ha quedado más remedio que llamar a Sarriegi y Dorrio, dos jugadores del filial que ya han tenido que ayudar en otras ocasiones, y uno o puede que los dos podrían tener que salir de inicio para dar un respiro a algunos jugadores que muestran síntomas de agotamiento.

Tranquilidad en el frente

El plantel babazorro atraviesa un buen momento con cuatro puntos obtenidos en dos partidos tras la victoria ante el Villarreal y el empate en Las Palmas. Se respira tranquilidad total en Vitoria a la espera de que llegue el gran momento de disputar la gran final de la Copa ante el Barcelona.

Mientras el Eibar no tiene casi ni de dónde tirar, Mauricio Pellegrino tiene disponible a toda la plantilla, a excepción de Víctor Laguardia, que arrastra una lesión en la rodilla que le obligó a abandonar el terreno de juego la pasada jornada.

Por otro lado, el hecho de jugar tres partidos en una semana es posible que obligue al técnico argentino a ofrecer nuevas variantes en un once inicial en el que Fernando Pacheco tiene el puesto asegurado.

La defensa podría cambiar y, aunque en el eje de la zaga se mantendrán Rodrigo Ely y Zou Feddal, las bandas podrían ser para Carlos Vigaray y Raúl García. Marcos Llorente y Manu García repetirán en un centro del campo que podría sufrir variaciones con la entrada de Óscar Romero, Aleksandar Katai y Édgar Méndez en lugar de Víctor Camarasa, Gaizka Toquero e Ibai Gómez.

En punta de ataque Deyverson y Christian Santos se jugarán el puesto en la delantera del equipo albiazul, aunque el preparador alavesista se ha guardado sus cartas para este encuentro.

Hermanamiento de peñas

Pese a que éste es un derbi inédito en Primera, ha sido un clásico en Segunda, y las peñas de ambos equipos quieren vivir esta fiesta como se merece. Por eso, la Federación Internacional de Peñas de la S.D. Eibar hará entrega de un reconocimiento a la afición del Deportivo Alavés, que acudirá con diferentes representantes de peñas albiazules así como también peñas azulgranas. Javier Cameno, insignia de oro, brillantes y platino del Deportivo Alavés además de Presidente de Honor de los «Celedones de Oro» y primera persona en retransmitir los partidos del Glorioso, recibirá una culata tallada como símbolo de hermanamiento entre ambas aficiones.

El acto, que ha sido organizado por la Peña Eibar-Gasteiz Elkartea, tendrá lugar a las 17 horas en el emblemático «Toloño», sede de la peña armera en Vitoria-Gasteiz.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate