Diario Vasco

s.d. eibar

Doce años del último truco del 'Mago de Arguineguín'

  • Ayer se cumplieron 12 años desde que David Silva regalara ante el Alavés el último de los cuatro goles que marcó vistiendo la elástica azulgrana

El Eibar vive con intensidad todos y cada uno de los momentos que le está regalando su estancia en Primera, casi sin darse cuenta de que el tiempo pasa volando. Al menos le queda la hemeroteca para seguir teniendo muy presente de dónde viene y cómo se ha forjado su por ahora corta historia en la élite, y por eso mismo, el club ha querido recordar que ayer se cumplieron 12 años desde que David Silva, el 'Mago de Arguineguín' regaló ante el Alavés el último de los cuatro goles que marcó vistiendo la elástica azulgrana. Sus mejores trucos no fueron solo esas cuatro dianas, sino esa calidad técnica que exhibió, que ya anunciaba que estaba naciendo una gran estrella.

José Luis Mendilibar supo exprimir lo mejor de esta jovencísima promesa, cuya carrera quedó marcada precisamente por la experiencia vivida en el Eibar y que él nunca ha olvidado. De ahí que fuera de los primeros en expresar su alegría y su orgullo por ver como aquel modesto equipo con el que rozó el ascenso a Primera en la campaña 2004-05 conseguía una hazaña que hasta entonces no entraba ni dentro de la imaginación de los armeros. «Enhorabuena al Eibar. Orgulloso de haber vestido esa camiseta; ahora a disfrutar de Primera».

Y vaya si se está disfrutando, y parte del mérito también hay que adjudicárselo a él, porque después de su marcha al Celta y de explotar en el Valencia, el traspaso posterior al Manchester City dio vida al Eibar, que recibió 200.000 euros cuando el club vivía entre penurias por Segunda B. Ipurua dejó huella en su juego y él dejó una gran impronta aquí.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate