Diario Vasco
Eneko Bóveda, en los aledaños de las instalaciones de Lezama.
Eneko Bóveda, en los aledaños de las instalaciones de Lezama. / MANU CECILIO

S.E. EIBAR

Bóveda: «Ojalá que seamos quintos y que el Eibar y la Real Sociedad se clasifiquen»

  • Eneko Bóveda, Jugador del Athletic, El lateral bilbaíno reconvertido a central por las necesidades de su equipo, vuelve a la casa que le catapultó a la máxima categoría

La última vez que Eneko Bóveda vistió la camiseta del Eibar, el conjunto armero consumó un cruel descenso que luego se evitó en los despachos. Es su peor recuerdo de una etapa mágica en la que vivió dos ascensos consecutivos y una primera vuelta de pleno disfrute en la máxima categoría, y aunque ahora es y se siente plenamente rojiblanco, se alegra de que el club armero esté disfrutando de este dulce momento. Consciente de que estos tres puntos pueden ser trascendentales, espera y desea que caigan en el zurrón del Athletic y les permita alcanzar la quinta plaza por la que suspira, aunque no le duelen prendas a la hora de asegurar que también le gustaría que «el Eibar y la Real también se clasifiquen para Europa».

- Parece que hace un lustro que abandonó el Eibar y no han pasado ni dos años.

- Para todos los equipos las temporadas pasan rápido, pero en Eibar ha habido unos cambios tan grandes que da la sensación de que ha pasado mucho más tiempo, pero hace nada que andaba por allí.

- La última vez el fatídico día del descenso.

- Es sin duda el peor momento de mi etapa en el Eibar, porque en pocas horas se juntaron muchas emociones y al final terminó de la peor manera posible. Lo cierto es que aquella segunda vuelta fue terrible. Cada día estábamos más hundidos y, aunque después de todo parecía más lógico que nos salváramos, terminamos descendiendo de manera muy dolorosa. Por eso, me alegro mucho de que el club acabara salvándose por otros medios.

- Pese a ese mal trago, después de dos temporadas en Segunda B, dos ascensos consecutivos, el salto a Primera y una campaña en la máxima categoría, ¿no se quedará solo con eso, no?

- Aun descendiendo, aquella etapa fue increíble, un milagro. Fue todo como irreal. Me alegro mucho de que los eibarzales estén viviendo el histórico hecho que supone ver al equipo asentado en la categoría. Pienso en los más pequeños y te das cuenta de que muchos ya casi solo conocen al Eibar en Primera. Hace seis años nadie habría soñado con vivir algo así. Se corre peligro de no valorar las cosas en su justa medida, pero estoy seguro que todo el mundo recordará estos años como algo mágico.

- Al que no le han ido las cosas tan bien es a Gaizka Garitano, su mentor y uno de los grandes artífices de este milagro.

- Es una pena. Siempre quiero que a Gaizka le vayan bien las cosas. Le valoro mucho como entrenador, pero más como persona. A él y a Patxi les deseo lo mejor y estoy triste porque no les han salido las cosas como deseaban, pero estoy seguro de que pronto les veremos en un gran equipo.

- No lo ha tenido fácil, pero ya se le ve asentado en el equipo.

- Estoy contento. En mi segundo año he podido participar más o menos regularmente y el equipo y el club atraviesan un ciclo muy bueno. En los últimos años estamos peleando por entrar en Europa en todas las temporadas y la competencia por cada puesto es voraz. Unas veces más tiempo y otras veces menos, pero estoy disfrutando del momento y espero que dure.

- No es la primera vez que vuelve a Ipurua, pero sí con los dos equipos jugándose algo tan importante como es un billete para Europa.

- Me acuerdo que en mi último año en el Eibar, cuando vino el Athletic a Ipurua ambos equipos estábamos abajo en la tabla, pensando en la salvación. Desde luego, es mucho mejor jugar un partido con estas características que jugándote el descenso. Llegar a Europa es un objetivo bonito, que para nosotros es una obligación y para el Eibar una ilusión.

- ¿Esperaba realmente ver al Eibar codeándose entre los grandes?

- Desde fuera se veía que el Eibar podía tener mejor plantilla y que podía dar un salto respecto al año anterior, que ya fue bueno. La competencia en Primera es dura, pero están haciéndolo muy bien. A priori su objetivo era otro, pero no me sorprende mucho verles ahí arriba, porque además se lo merecen.

«Salir a tope»

- ¿Qué le preocupa al Athletic de este derbi?

- Uno se preocupa más de sí mismo que del rival. Cuentas con que el otro equipo va a dar su mejor cara y el temor es no hacer tú lo mismo. Lo que nos exige Valverde es salir a tope el lunes. Sabemos que jugamos contra un buen equipo y que tendremos que dar lo mejor de nosotros.

- Un nuevo derbi entre semana y con la trascendencia que tiene. ¿Qué opinión le merece?

- Me da pena porque sé lo que es la previa en las calles de Eibar. No importa cuál sea el rival. A la afición armera le gusta estar en la calle un buen rato antes y un buen rato después de cada partido y siendo lunes se complica, aunque deportivamente no nos cambia tanto, porque ya estamos acostumbrados a jugar entre semana.

- Las dos últimas visitas armeras a San Mamés han resultado frustrantes, pero en Ipurua el Eibar se muestra casi invulnerable.

- Las estadísticas al final dicen que en casa se ganan más partidos que fuera. Después de andar con eso a vueltas todo el año, las últimas salidas nos han ido bien y, aunque sabemos que el Eibar está muy fuerte en su campo y que el público aprieta mucho y de muy cerca, queremos que nos afecte lo mínimo posible el entorno.

- La baja de Lejeune por sanción supone un duro contratiempo para los azulgranas, y Ramis y Luna han estado entre algodones toda la semana. Sus problemas se concentran en la retaguardia.

- Saldrán con once, que tendrán la responsabilidad de dar buena cara, aunque eso es algo que han venido haciendo a lo largo de toda la temporada. A estas alturas del campeonato a todos los equipos les falta gente, ya sea por lesión o por sanción. Las plantillas están construidas para eso y los que jueguen estarán deseando reivindicarse.

- El que es irreductible es Capa, precisamente su sustituto en el lateral derecho. ¿Cómo le está viendo?

- Sé que está a gusto en esa posición. Está haciéndolo muy bien, igual que el resto del equipo. Los habituales están llamando la atención. Les conozco bien y sé que tienen mucho nivel, aunque otros no se hayan dado cuenta hasta ahora.

- Cada vez suena más como el futuro lateral del Athletic. ¿Qué le parecería encontrarte con él en el plantel rojiblanco?

- Son cosas que están al margen de nosotros. Los movimientos de los equipos no son cosa nuestra. Yo solo espero que le vaya bien allí donde esté.

- Son muchos los jugadores del Eibar que han sorprendido gratamente.

- Más que sorprender, es que muchos han dado un nivel muy alto. Lejeune, Luna, Sergi Enrich han sido la gran revelación. De Pedro León lo podías esperar, porque si le has visto en otros sitios, sabes lo bueno que es. El mérito que se le puede atribuir al Eibar es que mucha gente ha dado una versión muy buena al mismo tiempo, y eso es complicado de conseguir.

- Lo mismo ocurre en el Athletic, que además tuvo que sobreponerse a una dolorosa eliminación europea a manos del APOEL.

- Fue un golpe muy duro, pero somos un equipo muy luchador y ante la adversidad hemos seguido creyendo en nosotros. Teníamos muy claro que la temporada no se acababa ahí. El batacazo de Chipre no podía hacernos tirar toda la temporada. Teníamos muchos sueños, pero había que centrarse en la Liga y en lograr alcanzar las posiciones europeas.

- Un año más, y pese a las limitaciones que impone la filosofía del club a la hora de fichar, el Athletic vuelve a estar entre los mejores. ¿Cuál es el secreto?

- Creer en esa filosofía y verla como una virtud y una distinción, no como una limitación. Se trabaja muy duro para intentar que surjan jugadores de aquí y puedas juntar una plantilla ilusionante.

- ¿Cómo sobrelleva el plantel los rumores sobre la posible marcha de Valverde, que él por cierto no aclara?

- Estamos acostumbrados a que las cosas cambien de un año para otro y no te paras a pensar en si el entrenador va a seguir o no. Aquí hay menos cambios, pero en el Eibar hasta hace nada se cambiaba desde el entrenador hasta la mitad de la plantilla. Tenemos asumido que los ciclos pueden durar un año.

- Tal y como están las cosas, los tres equipos vascos que pugnan por Europa tienen opciones de clasificarse. ¿Le gusta la idea?

- Deseo que nosotros quedemos quintos y, por supuesto, me gustaría que el Eibar y la Real también se clasificaran. El Eibar, por razones obvias, y la Real, por cercanía y porque conozco a muchos jugadores. Lógicamente, me preocupa más nuestra clasificación, porque todo cambiaría mucho si no lográramos.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate