Diario Vasco

Inestabilidad verdiblanca

  • El Betis, cuya afición ya ha sentenciado a Víctor Sánchez del Amo, empieza a temer hasta por la salvación

La pasión está desatada en Sevilla, pero en el caso del Betis no se trata por devoción, sino por la sensación de hartazgo y hastío que rodea a la afición verdiblanca. En la capital andaluza no duelen tanto las tras derrotas consecutivas sumadas en la última semana, que también, sino sobre todo la pobre imagen que ha ofrecido su equipo. Tanto es así que pase lo que pase estar tarde en el Benito Villamarín, para la gran parte de la masa social bética Víctor Sánchez del Amo ya está sentenciado, y de no mediar un triunfo ante los armeros, la directiva verdiblanca podría claudicar ante la presión de la grada.

El aludido insiste en que no se siente en peligro y que se ve con confianza, como casi todos los técnicos antes de que los cesen, pero tiene claro que ahora mismo, más importante que su puesto es el Betis. «No siento que mi puesto estén en peligro. Entiendo que es por este contexto de los últimos resultados, que no han sido buenos. Todo esto viene ligado a lo que se está repitiendo semana tras semana, me lo estáis preguntando desde hace tiempo. Yo te respondo desde el trabajo que estamos haciendo a conciencia dentro del club y te digo que no tengo esa sensación. Ahora, el contexto general de los entrenadores en el mundo del fútbol ya sabemos todos cuál es. A eso todos estamos expuestos, sin ninguna duda, pero yo siento la confianza».

En Sevilla ya se habla de que ante el Eibar comienzan las siete finales que restan, pero el entrenador del Betis dice que bastante tiene con pensar en el cuadro armero, al que calificó de «ejemplo de un proyecto que lleva ya varias temporadas con continuidad, un bloque de jugadores que se está manteniendo y que va haciendo incorporaciones, pero manteniendo una base».

Envidia la estabilidad de la que gozan los armeros. «Esos jugadores van creciendo, es un equipo que trabaja sobre una idea de juego que es la misma y permite que los jugadores alcancen más rendimiento. Si se trabaja con estabilidad es lógico que eso ocurra. Es uno de esos muchos ejemplos de equipos que tenemos por delante en la clasificación y que trabajan en esas condiciones. Al final los resultados alcanzan una línea de regularidad cuando se trabaja en esas condiciones».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate