Diario Vasco

SD EIBAr

El Eibar despega hacia la sexta plaza

  • Un nuevo gol de Kike García y otro de Pedro León impulsan el vuelo de los armeros hacia Europa

Realza y moldea tu cuerpo con los últimos diseños en moda íntima

Hasta 80%

Gran variedad en alfombras de diseño

Las mejores marcas a los mejores precios

Diseños con impresión digital para decorar tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Diseños originales que decoran y protegen tu mesa

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda casual para hombre y mujer

Hasta 90%

Viste tu cama con diseños originales

Hasta 70%

Abrígate este invierno con estilo

Hasta 80%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 80%

Calzado técnico running y trail para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Accesorios imprescindibles para tu día a día

Hasta 70%

¡Moda chic y casual a precios increíbles!

Hasta 80%

Marca española de moda para hombre

Hasta 70%

Moda casual para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Sea cual sea tu estilo hay una chaqueta de piel para ti

Hasta 70%

Renueva tus básicos y luce piernas esta temporada

Hasta 80%

Decora y protege tu sofá con fundas de calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Textura y suavidad en textil de baño

Las mejores marcas a los mejores precios

Nueva colección de botas, botines y australianas

Hasta 80%

Desplázate con la mejor tecnología

Hasta 70%

Bolsos y complementos de piel

Hasta 80%

La marca de moda en exclusiva para ti

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Calzado de tus marcas favoritas

Las mejores marcas a los mejores precios

¡Últimas tallas a precios insuperables!

Hasta 90%

Los jugadores del Eibar y todos sus aficionados se metieron ayer bajo el edredón abrazados a una clasificación en la que el conjunto azulgrana ocupa la sexta plaza a falta de siete partidos para la conclusión del campeonato. Es verdad que aún queda esperar al resultado que se produzca hoy del duelo que la Real y el Sporting protagonicen en Anoeta, pero pase lo que pase ya empiezan agotarse los calificativos para describir la espectacular temporada que está realizando el connjunto dirigido por José Luis Mendilibar.

Conquistar Balaídos con la eficiencia y solidez que lo hizo el Eibar, que solo sufrió cuando ya tenía la victoria en su bolsillo, transmite confianza, irradia seguridad y emana una ilusión capaz de mover no ya montañas, sino cordilleras.

Con tres victorias consecutvas, dos de ellas ante rivales que pugnan por el privilegio de competir en Europa la próxima temporada, la escuadra armera se muestra imparable. Sin pararse a mirar los grandes puertos que le quedan por delante para coronar el nuevo objetivo que se le ha presentado (porque lo ha buscado), los eibareses pedalean a una cadencia que nadie en este grupeto perseguidor está siendo capaz de seguir.

Vigo se presentaba como una ascensión de categoría especial, con bonificación incluida, porque ganar allí además de alcanzar la sexta plaza, aunque sea de manera provisional, también suponía dejar prácticamente eliminado de la ecuación continental a un rival de peso. Y el Eibar lo consiguió con dos ataques secos, de esos que vuelven locos a los aficionados que pueblan las cumetas. Victoria de etapa y mallot verde de la regularidad, que le ha dado alas para despegar como una exhalación hacia los puestos con billete para viajar al extranjero.

No fue fácil, aunque por momentos lo pareció. El Eibar se siente tan fuerte, tan seguro de sí mismo y de su juego, que no mostró ni un atisbo de inquietud cuando el Celta salió escopetado tratando de sorprender a un rival que apenas da opción a las sorpresas. En cuanto cada uno de los armeros fijó su posición las sensaciones fluyeron.

Cuando todo sale de cara parece no haber dolor ni cansancio, solo afán de superación, que lógicamente se alcanza con mayor facilidad si se tiene en el equipo jugadores capaces de convertir en oro prácticamente todo lo que tocan.

Los armeros apenas habían sacado un córner sin consecuencias cuando Kike García volvió a mandar un balón al fondo de la red por quinto partido consecutivo. No le contabilizaron el que marcó ante la UD Las Palmas, pero se arrancó la espinita con elegancia definiendo a la perfección un balón que Sergi Enrich le había dejado de cabeza franco en la frontal del área.

El cronómetro solo había consumido 13 minutos. Últimamente al Eibar no le hace falta mucho más para expandir el fuerte olor a victoria que desprende la flor que le ha salido bajo su espalda precisamente desde que comenzó este mes de abril tan exigente y cargado de partidos.

Berizzo tuvo que elegir entre priorizar el choque de ida de los cuartos de final de la Europa League que el jueves disputará allí en Balaídos ante el Genk y dejó a buena parte de sus titulares en el banquillo, entre ellos a su estrella Iago Aspas. El equipo celtiña solo había ganado un partido de los cinco en los que delantero gallego no ha sido titular esta temporada, y cuando se apuesta fuerte, se corre el riesgo de caerse con todo el equipo.

Y así fue. Para cuando el técnico tiró de su principal referente, el Eibar ya había dejado la carrera hacia los puestos nobles vista para sentencia. Ni estando en cuadro, con la enfermería llena de bajas disminuye el rendimiento de este bloque en el que los menos habituales, como Rivera y Gálvez ayer, responden sin que se notara que Lejeune y Escalante no estaban sobre el césped.

Golpe de gracia

Y es que tras una primera parte en la que no concedió ni una sola opción a su rival, el equipo azulgrana propinó el golpe de gracia nada más comenzar la segunda mitad. De nuevo se repitió la película. El Celta quiso pero no pudo, y en la primera aproximación eibarresa, Pedro León se apuntó el segundo tanto de la soleada tarde y el décimo de su cuenta particular, con un toque de calidad que él y otros pocos elegidos tienen en sus botas. La acción merece verse repetida, no ya por ese disparo rápido, seco y ajustado con el que superó a Sergio, sino también por la gran arrancada de Bebé por la izquierda y por la asistencia hacia atrás que Luna le sirvió al murciano para que se luciera.

El mismo publico vigués que triubutó una ovación de gala a Yoel en su vuelta a casa, se resignó a su suerte y comenzaron a centrar sus iras en el presidente de la entidad, que esta misma semana ha amenazado con llevarse al equipo de Vigo porque no le gusta la marcha de las obras remodelación del estadio. «Mouriño atiende, el Celta no se vende», le gritaron desde la grada, mientras los suyos daban las primeras muestras de reacción.

Dos largueros locales

El desenlace podría haber bien diferente si el zapatazo que se sacó de la manga Jozabed solo cuatro minutos después del segundo tanto armero no hubiera salido rebotado por la cruceta, porque lo cierto que era imparable.

No fue el único larguero con el que se topó este domingo el Celta, puesto que el propio Aspas, que revolucionó el ataque de su equipo con su salida, también mandó allí una falta directa desde la frontal del área. Un gran botón de muestra que evidencia que además de acierto, el Eibar también cuenta con la fortuna de su lado. La suerte hay que buscarla y merecerla, y aunque se sufrió hasta el final ante un cuadro local revuelto como un animal herido, los méritos de los armeros se vieron recompensados con otro triunfo que, sin embargo, deja algunos damnificados.

Ramis terminó el choque con el aductor dañado, Sergi Enrich acabó apaleado y Rubén Peña con un esguince en el tobillo que habrá que ver cómo evoluciona. Menos mal que el calendario concede esta semana más días de margen para recuperar efectivos.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate