Diario Vasco

sd eibar

Mendilibar: «Sería un mal entrenador si los jugadores se acomodan»

Rueda de prensa de Mendilibar
Rueda de prensa de Mendilibar / Morquecho
  • El encuentro ante el Espanyol es decisivo para ambos equipos en su lucha por seguir la estela de los puestos europeos

José Luis Mendilibar, entrenador del Eibar, ha afirmado este viernes que él sería "un mal entrenador si los jugadores se acomodan", al referirse al partido contra el Espanyol en el campo de Ipurua de este sábado (13 horas). El conjunto armero recibe a un Espanyol que está justo detrás en la tabla con 39 puntos, por lo que el encuentro es decisivo para ambos contendientes en su lucha por seguir cerca de los mejores.

Los eibarreses, que comenzaron la temporada 2016-2017 con la mente puesta en lograr la permanencia, están más cerca de los puestos europeos que de los de descenso. Su técnico quiere que el el equipo acabe la liga cuanto más arriba posible, entre los diez primeros, aunque se resiste a hablar de que su objetivo sea Europa.

"Nuestra meta es quedar lo más arriba posible. Si el objetivo del Espanyol es ir a Europa y está un punto por detrás del Eibar, igual también debe ser nuestro objetivo", ha indicado Mendilibar.

"Afrontamos un partido contra un rival directo por el puesto, por estar entre los diez primeros, y porque ellos están con un punto menos. Hay que ser fuertes y en el duelo contra el Espanyol lo debemos demostrar", ha señalado.

No quiere que ocurra lo mismo de la pasada campaña (2015-2016), cuando el equipo eibarrés se dejó ir en la segunda vuelta después de conseguir la permanencia, tras una brillante primera parte de la competición.

"Yo sería mal entrenador si los jugadores se acomodan ahora, porque estamos en una posición cómoda. Tal y como está el tema del reparto del dinero televisivo, siempre hay un objetivo claro, cuanto más arriba quedas más dinero se lleva el club. Sí que nos debería importar la posición en la tabla, porque el club se lleva más dinero si es octavo en la clasificación que décimo", ha destacado.

"Mi trabajo ahora mismo no es ni táctico ni físico, sino hacer ver a los futbolistas que nos quedan 11 partidos, dos meses de liga, y que debemos seguir compitiendo hasta el final", ha sentenciado.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate