Diario Vasco

s.d. eibar

Las bajas condicionarán al Eibar en Sevilla

Las bajas condicionarán  al Eibar en Sevilla
  • A la ausencia del sancionado Dani García se sumará la de Ramis, que ayer se retiró de la sesión antes de tiempo, al igual que Fran Rico

Una de las principales virtudes del Eibar esta temporada es que juegue quien juegue, su estilo y su personalidad no se suelen ver afectados. Sin embargo, no cabe duda de que hay ausencias más sensibles que otras, y la baja por sanción de Dani García y la más que probable ausencia de Iván Ramis condicionarán el once que José Luis Mendilibar presentará en su visita al Sevilla.

En principio, todo apunta a que la vacante que deja el capitán será cubierta por Fran Rico, aunque el centrocampista gallego no completó la primera sesión preparatoria llevada a cabo ayer en Atxabalpe por unas molestias físicas, que según el club arrastra de una operación anterior. Curiosamente, el jugador cedido por el Granada sí figuró en la convocatoria ante el cuadro nazarí, pero finalmente no llegó a saltar al césped, mientras que su compañero Christian Rivera sí que disputó los últimos minutos. De modo que tampoco sería sorprendente que el asturiano formara de inicio junto a Gonzalo Escalante en la medular.

Menos dudas existen a la hora de dar con el sustituto de Ramis. Pese a que Mendilibar confiaba en que pudiera llegar al choque de mañana en el Sánchez Pizjuán (20.45 horas), el hecho de que el mallorquín se retirara ayer antes de la conclusión del entrenamiento invitan a pensar en la conveniencia de no forzar su presencia en Sevilla, y menos con sus antecedentes en lo que a lesiones se refiere. Quizás para enviar un mensaje tranquilizador, la entidad azulgrana publicó un tuit en el que informaba que el central sigue trabajando duro, con una foto del protagonista con el central hacia arriba.

Mauro se ofrece

En cualquier caso, dado que su participación se mantiene en duda y que además Alejandro Gálvez continúa recuperándose de la rotura de fibras en el bíceps femoral derecho que se produjo en el partido ante el Valencia, el puesto de titular en el eje de la zaga junto a Lejeune estaría reservado para Mauro Dos Santos.

Visto lo visto en las últimas semanas, en las que tanto Gálvez como Ramis le han tomado la delantera, pese a que había acumulado varios partidos de inicio tanto en Liga como en Copa, él no las tiene todas consigo. «Hasta el sábado no me siento titular. Son decisiones del entrenador y si puedo estar entre los once, bienvenido sea», declara, como siempre comedido.

Más allá de cuestiones personales, lo que desea es ayudar a que el conjunto azulgrana consiga en Sevilla la que sería su cuarta victoria consecutiva, que en su opinión reportaría mucho prestigio y aún más confianza si cabe. «Nunca hemos conseguido ganar al Sevilla en esta categoría y hacerlo en su campo supondría muchísimo».

De hecho, hasta la fecha solo el Barcelona ha sido capaz de derribar el fortín sevillista, aunque esa única derrota se remonta al pasado 6 de noviembre (1-2), pero sí que cabe recordar que hace menos de dos semanas el Villarreal logró arrancar un valioso empate a orillas del Nervión (0-0).

Dos Santos se deshace en elogios hacia el cuadro dirigido por Sampaoli, pero también quiere resaltar que las virtudes del Eibar no desmerecen a las de su rival, que por cierto se ha autoimpuesto pensar única y exclusivamente en los armeros, pese a que el próximo miércoles afrontará el trascendental partido de ida de la eliminatoria de Champions frente al Leicester, flamante campeón de la Premier en la pasada campaña. «Es innegable que el Sevilla es un gran equipo, con jugadores y técnicos muy buenos, con mucha calidad, pero nosotros iremos a hacer nuestro trabajo, nuestro juego y a tratar de presionarles en su campo», una hoja de ruta que hasta ahora ha regalado excelentes resultados.

Pese a la gran dificultad que entraña el choque, los azulgranas se sienten fuertes. «Hemos arrancado muy bien esta segunda vuelta. Es un partido totalmente diferente al de Granada pero muy bonito de poder jugar. Son todos muy buenos, son un equipo compacto. Saben a lo que juegan y van a apretar, más aún en su campo ante su afición».

Entiende que será preciso «estar los noventa minutos concentrados, tener nuestro día y que ellos no lo tengan. Estamos demostrando que estamos haciendo buenos partidos y fuera de casa también».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate