Diario Vasco

s.d. eibar

El camino a Europa pasa por Ipurua

Bebé y Christian Rivera, en un entrenamiento del Eibar en el campo de Atxabalpe.
Bebé y Christian Rivera, en un entrenamiento del Eibar en el campo de Atxabalpe. / MORQUECHO
  • El Eibar busca enlazar un tercer triunfo seguido que le sitúe a un paso de las plazas continentales

Acreditado por la goleada que firmó en el feudo del Valencia (0-4), el Eibar regresa a Ipurua, consciente de que la senda para seguir avanzando hacia las plazas que conducen a Europa está a la derecha, nada más atravesar la puerta de su vestuario. De ahí llegarán al túnel que conduce al césped, donde los de Mendilibar buscarán un tercer triunfo consecutivo ante un Granada herido, pero que ha recobrado parte de sus esperanzas tras superar el pasado lunes en Los Cármenes a la UD Las Palmas. Hasta hace nada considerados rivales directos, hoy pugnarán por los mismos tres puntos, pero para cubrir aspiraciones diferentes.

El equipo armero está como en una nube. Viene de vencer al Deportivo (3-1) en Ipurua y al Valencia (0-4) en Mestalla, dos rivales que tradicionalmente se le habían resistido, y está pleno de confianza para dar ese puño en la mesa que entierre el fantasma de sus malas segundas vueltas. De hecho, si logra embolsarse la victoria ante los nazaríes, superaría su propio récord de puntos en la jornada 22, y lo que es más importante, se situaría a un solo punto del Villarreal, el cuadro que marca la frontera europea.

El objetivo de la permanencia parece estar ya plenamente superado al contar con cerca de veinte puntos de distancia sobre el descenso. Aunque hasta la fecha José Luis Mendilibar ha preferido ser cauto, ya ha dejado entrever que en caso de doblegar a los andaluces comenzará a mirar a los puestos de arriba. Cuando se van cumpliendo metas, es preciso marcarse nuevos retos, aunque provoquen vértigo.

Y de elegir, es mejor medirse a un equipo que como reflejan sus estadísticas, no está haciendo las cosas bien. Además, los precedentes favorecen claramente a los eibarreses, toda vez que el Granada no sabe lo que es ganar en Ipurua, ni en Primera División ni en Segunda B. Tampoco cuando se han enfrentado en Andalucía, ya que los azulgranas han ganado allí en dos ocasiones y en otra empataron a cero.

Otro dato que convierte a los armeros en favoritos en este duelo es la diferencia entre la capacidad anotadora de unos y otros. Los eibarreses acumulan 32 tantos, lo que indica que marcan con relativa facilidad y, además, en prácticamente todos sus partidos, mientras que los rojiblancos apenas han conseguido 17 goles. Además, otra estadística preocupa a los granadinos. Solo han conseguido acabar con su portería a cero en dos ocasiones, de ahí que sean los segundos más goleados, con 44 tantos en contra.

Pero ni los números ni los precedentes marcan goles, y el Granada al que superó el Eibar en la tercera jornada no se parece mucho al que recibe hoy en Ipurua. Ni siquiera estaba Lúcas Alcaraz, que recogió en la séptima jornada un equipo que Paco Jémez había dejado hecho trizas.

Vuelven Luna y Nano

El preparador azulgrana sigue teniendo que lamentar las bajas importantes de Riesgo, David Juncà, y Kike García, que siguen sin recuperarse. Una lista a la que se sumó la pasada jornada el central Alejandro Gálvez, con una rotura de fibras. Sin embargo, Mendilibar recupera a Antonio Luna, uno de sus jugadores fetiche de esta temporada, así como a Nano Mesa, que una vez superadas sus molestias físicas podría disponer de algunos minutos para que empiece a coger sensaciones.

En cualquier caso, el de Zaldibar ha citado a 19 futbolistas, los 18 disponibles de la primera plantilla, entre los que deberá descartar a uno, y al portero del filial Markel Areitio. Todo apunta a que el vizcaíno repetirá la misma alineación que jugó ante el Valencia, con la inclusión de Ramis en lugar de Gálvez.

A un clavo ardiendo

El Granada llega a Ipurua como si esta visita fuera el último clavo ardiendo al que se puede agarrar para seguir soñando con volver a sobrevivir en esta categoría. Necesita conseguir su primera victoria de la temporada a domicilio y enlazar por primera vez en este curso dos triunfos seguidos en Liga, tras superar el pasado lunes a Las Palmas por 1-0. Saben que ganar en Eibar les dejaría a tiro de piedra de la salvación.

El preparador granadino no podrá repetir ante los armeros el once que formó hace una semana ante los canarios por lesión del francés Matthieu Saunier, que será sustituido por el veterano David Lombán.

Todo hace indicar que el resto del equipo titular sí será el mismo que se impuso el pasado lunes, repitiendo el técnico la zaga de tres centrales y dos carrileros utilizada en los dos anteriores compromisos. La gran novedad de los rojiblancos en la lista es el medio ghanés Wakaso Mubarak, el último fichaje en incorporarse al equipo durante el mercado invernal.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate