Diario Vasco

«Mi cabeza y mi corazón estaban aquí»

Fran Garagarza, director deportivo, y Sergi Enrich posan con la camiseta que acredita al delantero como azulgrana hasta 2019.
Fran Garagarza, director deportivo, y Sergi Enrich posan con la camiseta que acredita al delantero como azulgrana hasta 2019. / Morquecho
  • Sergi Enrich admite que la oferta del Fulham le tentó, pero dice estar «muy feliz» en el Eibar

Todos los focos están centrados en Sergi Enrich. Por eso mismo y por lo feliz que se le ve después de haber alcanzado un acuerdo muy satisfactorio con el Eibar, el balear lució la mejor de sus sonrisas durante la rueda de prensa posterior al anuncio de su ampliación de contrato hasta 2019. Era lo que las dos partes querían, o al menos eso es lo que explicó el propio jugador armero, que añadió que el apretón de manos final se produjo tras una negociación fugaz que refleja la gran comunión que existe entre las dos partes.

Sergi Enrich es y se siente importante en el Eibar. Pese a que el Fulham londinense le ofrecía ganar más de lo que va a cobrar aquí aún después de su incremento salarial, su prioridad siempre fue seguir defendiendo la camiseta azulgrana. «Estoy muy agradecido por el trato que estoy recibiendo desde que llegué aquí. Me siento como en casa», apuntó el balear en cuanto tomó el uso de la palabra.

Admitió que «había una propuesta interesante», pero rápidamente señaló que «mi cabeza y mi corazón estaban aquí». Por eso, no hizo falta hablar demasiado. «Cuando dos partes están de acuerdo todo se hace rápido porque vas en la misma dirección. Fue una cosa muy rápida. Los dos sabíamos lo que queríamos y enseguida llegamos a un acuerdo que para mí es muy importante y que me hace muy feliz».

Es innegable que para cualquier jugador resulta halagador y muy tentador que un club ponga un jugoso cheque encima de la mesa, pero él insiste en que ha valorado otras cuestiones más importantes. «Una oferta como la que recibí te hace pensar cosas, porque económicamente era muy buena tanto para mí como para el club, ya que todos los días no se paga una cláusula. Pero yo tenía el corazón aquí y también he mirado otras cosas».

El hecho de que el Eibar se haya a apresurado a dejar a un lado su tradicional austeridad ha sido uno de los motivos de más peso para convencerle, aunque no el único. «Sé que el club ha hecho un esfuerzo para que me quede y lo valoré mucho». Pero es que, además, dice estar «muy a gusto en la ciudad, en el club y con los compañeros. Cuando estás tan a gusto en un sitio es difícil cambiar de aires. Estoy en mi mejor momento de mi carrera», añadió.

Nadie en el club armero suele hacer públicas las cifras de sus operaciones, pero lo que es evidente es que el delantero de Ciutadella pasará a ser uno de los mejor pagados de la plantilla, si no el mejor.

Se dice que su nueva ficha rondaría el millón de euros, una cantidad récord para un equipo que siempre ha pagado sueldos muy comedidos, mientras que también se apunta que su cláusula de rescisión se ha doblado, es decir que se situaría en los 20 millones de euros.

Un montante estratosférico por estos lares, pero que se queda a años luz de lo que muchos clubes fijan por jugadores que, como en este caso, garantizan una notable cifra de goles. No es un blindaje a cal y canto, pero en caso de que alguien estuviera dispuesto a pagarlo, el Eibar firmaría la operación más lucrativa de su vida.

En cualquier caso, el mejor negocio para la entidad azulgrana ahora mismo es tener a Sergi Enrich en sus filas, no solo por los ocho goles que acumula, sino porque no se ha perdido ningún partido desde que llegó el verano de la pasada campaña procedente del Numancia, y porque el resto de sus compañeros también se benefician del impagable trabajo que realiza en todos y cada uno de los partidos.

Un jugador de equipo

El propio Mendilibar le dedicó el mejor elogio que un entrenador puede regalar a un futbolista que tiene bajo sus órdenes. «No he tenido nunca un jugador como Sergi Enrich. Es un fenómeno, porque aunque no haga nada, todo lo hace para el equipo. Es un futbolista para tenerle en el campo, en el banquillo o en la grada».

Sobre el verde ha conseguido que no se añore a Borja Bastón, que por estas fechas ya acumulaba catorce goles la pasada temporada. Enrich comparte el mérito con sus compañeros. «Sabíamos que la baja de Borja sería importante, porque hizo una temporada increíble, pero también sabíamos que entre todos podríamos suplirle. El equipo ha marcado en casi todos los partidos. No solo yo, sino que los demás también aportan. Todos sumamos y es importante no depender de solo una persona en ese aspecto».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate