Diario Vasco

Mendilibar da un voto de confianza al Club Deportivo Vitoria

Las apreturas económicas que provocaron las cuatro temporadas en las que el Eibar purgó sus pecados en Segunda B se cobraron la vida del Eibar B, filial que relanzó las carreras de entrenador de Manix y Gaizka Garitano. Cuando el conjunto armero logró la hazaña de subir a Primera, se estimó imprescindible recuperar un equipo que pudiera surtir de jugadores al primer plantel cuando fuera necesario. Optó por el Club Deportivo Vitoria. Ya el año pasado hubo que tirar de ellos y este año Mendilibar ha vuelto a dar un voto de confianza al trabajo de Arkaitz Lakanbra. Los porteros Areitio y Cebriá ya saben lo que es estar con el primer equipo. Ahora es el turno de Julen López e Imanol Sarriegi.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate