Minivacaciones para recuperarse de golpes físicos y morales

L. G. EIBAR.

La campaña se está haciendo muy larga y, pese a que el Eibar ha dejado atrás su mala racha de resultados tras enlazar un meritorio empate contra el Valencia (0-0) y una abultada victoria en Girona (1-4), José Luis Mendilibar ha querido otorgar a sus jugadores unas pequeñas minivacaciones que concluirán el miércoles.

Un descanso que vendrá bien para que futbolistas como Pedro León, que tuvo que pedir el cambio al sentir molestias en un pie, puedan ganar tiempo al reloj para poder recuperarse a tiempo de jugar ante la UD Las Palmas. También serán unos días muy bienvenidos para Iván Alejo, que tratará de restablecerse de las heridas morales que le produjo ser sustituido en la segunda mitad, cuando el pucelano había salido del banquillo para sustituir al lesionado extremo murciano.

Todavía siguen fijas en la retina las imágenes del joven armero llorando en el banquillo, aunque después Mendilibar justiificó que se había tratado de un cambio técnico que el equipo necesitaba. En cualquier caso, recordó que no era la primera vez que hacía algo similar y dijo que «de estas cosas se aprende».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos