Mikel Arruabarrena (Exjugador del Eibar): «Debemos poner todos de nuestra parte para que este sueño se alargue»

El ariete tolosarra, enrolado en el Limassol de Chipre, vive con inquietud pero también confiado la delicada situación del Eibar./
El ariete tolosarra, enrolado en el Limassol de Chipre, vive con inquietud pero también confiado la delicada situación del Eibar.

El tolosarra envía desde Chipre todo su apoyo al Eibar, porque «instalados en el pesimismo no disfrutaremos de algo que igual no se repite»

LETIZIA GÓMEZEIBAR.

Lleva ya dos temporadas enrolado en el Limassol de Chipre, pero Mikel Arruabarrena sigue teniendo tan presente a su Eibar que tras la dura derrota sufrida por los armeros en Anoeta no dudó en publicar un elocuente mensaje en su cuenta de twitter. «¡En estos momentos difíciles confiar en el Eibar! ¡Seguro que conseguiremos seguir otro año más en Primera! ¡Aupa Eibar!», escribió el tolosarra, reclamando así el apoyo incondicional de la afición azulgrana, porque asegura que «es ahora cuando el equipo más lo necesita».

- ¿Tanto pesimismo percibe para enviar un mensaje desde Chipre?

- Sé que son momentos muy duros y quise mandarles un mensaje de cariño. Ha sido un sueño llegar hasta aquí y creo que todavía hay tiempo para reaccionar, pero el equipo necesita de la afición más que nunca. Muchos jugadores son los mismos del año pasado, pero la falta de confianza y el desánimo de la gente te hace perder la confianza. Yo he vivido de todo allí, grandes momentos con los ascensos y muy malos, como los once partidos que estuvimos sin ganar en la segunda vuelta del estreno en Primera, pero creo que tienen demasiada exigencia. Creo que la gente se ha malacostumbrado.

«Hay tiempo de sobra para reaccionar, pero el equipo necesita a la afición más que nunca»

- ¿Porque la realidad del Eibar es más bien la que se está viviendo ahora?

- El sitio del Eibar no es el de años anteriores, sino más bien este. Hay que transmitir unidad, pero también hace falta una pizca más de suerte. Es lo bueno y lo malo del fútbol. Ganas un partido, aunque sea de suerte, y lo cambia todo. Y eso es lo que le hace falta al equipo, ganar un partido como sea. Ahora han tocado 15 días de comerse el tarro, pero quizás era lo que necesitaba el equipo, parar, reflexionar y coger fuerzas, pero estoy seguro de que puede darle la vuelta. Lo bueno es que se ha puntuado ante equipos de su Liga.

- La situación es delicada, pero todavía queda mucho margen de maniobra.

- Hay que seguir viviendo esto como un sueño y debemos poner todos de nuestra parte para que se alargue. Es normal que haya preocupación, pero no estamos ni en descenso. Es verdad que llevan muchos goles en contra y pocos a favor, pero no hay que dramatizar. Lo importante es cambiar la dinámica rápido con un triunfo. Hasta ahora se ha vivido con cierta tranquilidad en esta categoría, algo que no es nada habitual, y ahora toca sufrir. Quizás se está exagerando un poco lo malo, pero lo normal es lo que está pasando.

Con Pedro, mayor potencial

- ¿Se ven mimbres para esa reacción que se necesita?

- Creo que sí hay potencial suficiente y cuando se recuperen los lesionados el equipo mejorara mucho. El equipo está en muy mal momento, pero aun así está fuera del descenso. La ausencia de Ramis es muy importante, porque da mucho poso y seguridad atrás y Pedro León ya se vio el año pasado que marca la diferencia. Cuando vuelva, el equipo lo notará. Hay que tener confianza porque el 70% de la plantilla es la misma del año pasado.

«Es normal que haya preocupación, pero no estamos ni siquiera en puestos de descenso»

- El problema es que varios de los jugadores que más destacaron llevan meses lesionados.

- Se ha tenido mucha mala suerte en ese sentido y eso es algo que se escapa de las manos de club. Las lesiones de rodilla vienen cuando menos te lo esperas. Sí que puedes tener más o menos fortalecida esa zona y, conociendo a Alain y Mikel (readaptadores físicos), eso lo trabajan seguro. Si fueran lesiones musculares puedes pensar otras cosas, pero las lesiones de rodilla son algo incontrolable. Cuando toca, toca. Mira lo de Ramis, qué hacer cuando un jugador se te cae encima.

- ¿Eso justifica todos los males?

- No, pero que un equipo como el Eibar tenga tantos jugadores lesionados pesa mucho, aunque es verdad que los números son significativos. Antes se hacían goles muy rápido y ahora cuesta un mundo hacerlos y, en cambio, el Eibar recibe goles con demasiada facilidad, y remar contra corriente siempre es complicado. A veces meter tanta gente atrás te resta fuerza en ataque, pero al margen del sistema y de los nombres, lo que tiene que salir es el carácter noble que siempre ha habido en Eibar. Siempre hemos competido en inferioridad de condiciones, pero competíamos.

- ¿Ahora no compiten?

- Veo mucho pesimismo. La gente parece no creer y es el mayor valor de este club. Me preocupan los síntomas de Anoeta. Ante el Levante sí se vio algo de garra y la capacidad de lucha, pero en Donostia vi al equipo con los brazos bajados. Quizás el pesimismo lo transmiten los jugadores, pero hay que ayudarles a subir la autoestima. Esto hay que sacarlo entre todos.

-¿Ha podido testar su estado de ánimo?

- No he hablado con ellos, porque no lo hice cuando las cosas iban bien así que no lo voy a hacer ahora que van mal.

Los valores azulgranas

- Pero mejor que nadie sabe cómo afecta una situación así en un vestuario.

- Siempre afecta. Cuando hay muchos jugadores con ilusión, cuando se han conseguido cosas impensables, siempre tienes más fuerza. Eso se ha perdido pero es normal, eso es el fútbol profesional. Cada vez hay más gente que está de paso y necesitas gente que inculque valores nobles, carácter. Dani ha rendido muy bien y seguro que está tratando de animar al resto y de echarse al equipo a la espalda, pero no es fácil jugar con esta presión.

- ¿Y cuál puede ser la solución?

- Intentar tomarse cada partido como si fuera el último. Cuando llegué Primera cada partido me lo tomaba así porque no sabía si iba a seguir en esta categoría. Hay que hacer autocrítica, reconocer los errores y trabajar para solucionarlos, pero sobre todo, tenemos que confiar, confiar mucho y apoyarles. ¿El Leganés es mejor? No lo creo. Es la dinámica en la que te has metido. La gente sabe que esto sigue siendo un sueño. Hay que exigir a jugadores, al equipo y al club, pero si nos instalamos en el pesimismo no disfrutaremos de algo que igual no se va a volver a vivir.

«Creo que la gente se ha malacostumbrado y que igual hay demasiada exigencia»

- Después de un calendario muy exigente ahora llegan los partidos calificados como de su Liga.

- Han tenido rivales muy difíciles, pero como he dicho han ganado a dos de los que debían y han empatado ante otros dos rivales directos. Ahora solo hay que pensar en el Betis, que es un equipo imprevisible, pero creo que puede ser el equipo idóneo ante el que empezar a reaccionar. Si mejoramos en defensa creo que podemos hacer un buen partido.

- Muchos de los que contestaron a su tuit deseaban su vuelta. ¿Cómo se le queda el cuerpo?

- Se agradece que pidan que vuelvas, pero soy realista. Siempre estaré vinculado al Eibar, pero como jugador sé que no puede ser. Me encantaría trabajar algún día en el club.

Fotos

Vídeos