S.D. Eibar

Merecido homenaje a las pioneras del fútbol femenino

L. G. EIBAR.

Eibar siempre ha sido una ciudad inconformista, contestataria y con un marcado carácter emprendedor. Fue la primera en declarar la segunda República en la madrugada del martes 14 de abril de 1931, alzando la bandera tricolor en una plaza de Unzaga que no ha estado tan abarrotada ni siquiera cuando el equipo armero consiguió su ascenso a Primera. Fue aquí también donde, 35 años después, un grupo de mujeres se atrevió a llevarle la contraria a un régimen franquista que no permitía que ellas jugaran al fútbol bajo el argumento de que «no era apropiado para las señoritas». Cambiaron la falda por el pantalón corto de deporte y en 1971 disputaron un partido en Ipurua cuya recaudación se destinó a financiar las ikastolas clandestinas.

Un doble desafío que bien merece el homenaje que el Eibar les tributará hoy en los prolegómenos del partido ante el Girona, con el que se pretende reconocer y agradecer «la valentía de estas mujeres, precursoras del fútbol femenino azulgrana».

Tras una ardua labor de búsqueda, el club ha dado con una nutrida representación de aquellas valientes, y hoy recibirán el aplauso unánime de Ipurua cuando salten al campo acompañadas por la presidenta azulgrana, así como por el alcalde, Miguel de los Toyos.

No es el único detalle conmemorativo que se ha tenido hacia ellas, ya que la fachada de la Tribuna Este se ha cubierto con una foto de aquel primer equipo formado por mujeres. La imagen, captada por Segundo Varela Petite, retrata a las integrantes de aquel partido posando orgullosas justo antes del inicio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos