SD Eibar

Mendilibar insiste en ir partido a partido

Mendilibar insiste en ir partido a partido
FÉLIX MORQUECHO

El técnico del Eibar da por hecha la salvación y, aunque no se marca metas, asegura que «no tenemos que ser conformistas»

L. G.

A José Luis Mendilibar ya no le ha quedado más remedio que cambiar de discurso. De forma gustosa admite que la permanencia del Eibar es un hecho aunque, cauto como ninguno, se resiste a marcarse un nuevo objetivo más allá de cada partido. «El objetivo principal está conseguido porque los de abajo no van a llegar a los 38 puntos. A partir de ahora solo debemos pensar en el siguiente partido». Eso sí, insiste en que «no tenemos que ser conformistas ni bajar los brazos. Hay que ir a ganar cada partido y veremos qué pasa. Tenemos que hacer todo lo posible para llegar a los 54 puntos de la temporada pasada».

Los tres siguientes se rifan ante el Deportivo, un rival que lleva once jornadas sin catar un triunfo, por lo que tratarán de morir matando si es preciso. «Sus últimos resultados han sido malos, pero en el último partido que jugó en Riazor contra el Espanyol mereció ganar claramente. A nivel grupal no está bien, pero tiene buenos jugadores. No están metiendo goles, pero llegará el partido en el que funcionen. Esperemos que no sea contra nosotros».

No le cabe duda de que la imperiosa necesidad del rival añade una mayor dificultad. «Este partido es más difícil que cualquier otro porque ellos tienen la obligación de vencer. No podemos pensar que está ganado porque el Deportivo tiene muy buenos futbolistas. Después de tantos partidos sin ganar, está más cerca de terminar esa mala racha. Hemos dado dos días libres a los jugadores tras el partido, pero como hagamos un mal encuentro vendremos a entrenar el domingo».

El Eibar debe ser el equipo intenso y ambicioso de siempre. «Si competimos como en los últimos partidos, tendremos muchas opciones. Necesitamos ser nosotros mismos en todo momento. No somos un equipo que sabe esperar en su campo al rival y por eso tenemos que ir hacia arriba».

El técnico de Zaldibar arde en deseos de regresar al banquillo tras los dos partidos de sanción. «Tengo ganas de volver al banquillo después de ver dos partidos seguidos desde fuera. El fútbol se ve mucho mejor desde arriba, pero todos queremos estar abajo, cerca de los jugadores. Alguno se cansará de mí, pero ya me conocen y seguirán jugando».

Y todos a un grandísimo nivel. Por eso, asegura que «no hago rotaciones por dar oportunidades. Las hago porque la gente se entrena bien». Por eso mismo, introducirá otro buen número de cambios para completar una maratoniana semana de tres partidos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos