SD Eibar

Mendilibar y Diop vuelven a la que un día fue su casa

El centrocampista armero Diop estuvo en la etapa más importante del Levante, cuando jugó la Europa League. / MORQUECHO
El centrocampista armero Diop estuvo en la etapa más importante del Levante, cuando jugó la Europa League. / MORQUECHO

El técnico armero y el centrocampista se reencontrarán con su pasado levantinista

J.A. REMENTERIA EIBAR.

Mañana, a partir de las 21.00 horas, en el Ciutat de Valencia, en el Levante-Eibar, habrá varios reencuentros. El centrocampista armero Diop y el entrenador José Luis Mendilibar acudirán a un estadio que fue casa de ambos. El senegalés Diop formó parte del proyecto del club granota durante tres temporadas y llegó a convertirse en una pieza fundamental para ese Levante UD. Diop tuvo la suerte de estar en el 'EuroLevante', aquella temporada gloriosa para el club valenciano ya que por primera vez en su historia disputaban una competición europea, la Europa League.

Diop ayudó al equipo a llegar hasta octavos de final de la Europa League. Eliminatoria que acabaron perdiendo ante el Rubin Kazan tras quedar cero a cero en el partido de ida del Ciutat y salir derrotados durante la prórroga en tierras rusas. Pese a la eliminación, fue una temporada histórica y apasionante para el Levante UD. El centrocampista jugaría su última temporada en las filas granotas en la 2014-15 y después se marcharía tres temporadas al Espanyol. Pero este año, en el mercado invernal, Diop ha recalado en el Eibar. Mendilibar también estuvo al frente del banquillo levantinista durante ocho jornadas de la campaña 14/15 en Primera, en el debut de su actual equipo en la máxima categoría.

Por el lado del Levante se reencontrará con quienes fueran sus compañeros el lateral izquierdo Antonio Luna, jugador que estuvo en el Eibar por espacio de dos temporadas, 15/16 y 16/17. El técnico armero tiene claro que viaja con la idea de ganar a un Levante que busca la permanencia matemática y que lucha por distanciarse de la zona de descenso, «si nos ganan, darían un gran paso. Después de ganar un partido no estarán tan nerviosos. Saldrán a ganar, pero tendrán cuidado de que no les marquemos un gol. La confianza de ganar al Getafe les va a dar mucha fuerza. Quedan diez partidos, mi objetivo es al menos llegar a los 54 puntos del año pasado. Para eso hay que ganar cinco partidos de diez y estamos bien para poder conseguirlo. El problema puede ser que pensemos que está todo hecho. Está en mi mano el que salgamos igual contra el Levante en Valencia que el otro día ante el Real Madrid, con la misma motivación y deseo de querer ganar el partido. Que no juguemos a medio gas sino a tope». El preparador armero tiene claro el objetivo a perseguir.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos