S.D. Eibar

La manija para agarrarse a Europa

Orellana, que regresará al once tras cumplir su sanción, trata de conducir un balón en Atxabalpe. / MORQUECHO
Orellana, que regresará al once tras cumplir su sanción, trata de conducir un balón en Atxabalpe. / MORQUECHO

El Eibar busca reencontrarse con el triunfo ante un Villarreal que marca el camino a seguir

LETIZIA GÓMEZ EIBAR.

La competición es implacable y no le importa tanto que un equipo juegue bien y haga más méritos que su rival. Lo único que valora son los puntos y, después de dos partidos consecutivos sin sumar ninguno, el Eibar necesita conseguir los tres que hoy se ponen en liza para seguir manteniendo vivas sus aspiraciones europeas. En una semana en la que después del choque de hoy ante el Villarreal también tendrá que rendir visita a un Deportivo al borde de un ataque de nervios, los armeros saben que la cita ante los castellonenses es la manija a la que deben asirse con fuerza para no perder más comba respecto a las plazas que tienen premio.

Las dos derrotas consecutivas sufridas frente al Barcelona y el Celta no han mermado la moral de los azulgranas, pero sí han provocado que se habra un hueco importante respecto a los puestos de privilegio y que se hayan visto relegados a la novena plaza tras ser superados por Celta y Betis, empatados a 35 puntos con los eibarreses.

Con el descenso a 16 puntos y, por lo tanto con el objetivo de la permanencia virtualmente guardado en su bolsillo, son este tipo de partidos los que determinarán si el Eibar puede seguir permitiéndose el lujo de aspirar a cruzar metas solo reservadas a equipos poderosos.

Y pese a haber tanto en juego, al técnico de Zaldibar no le va a quedar más remedio que rotar, porque los minutos acumulados y la tensión de cada partido comienzan a pasar factura.

Vuelve Orellana

Mendilibar no ha ofrecido la lista de convocados, por lo que, salvo los lesionados Sergi Enrich, Fran Rico y Ramis, el resto estará disponible para enfrentarse a los amarillos, incluido Fabián Orellana, que regresará al once tras cumplir un partido de sanción

Los ausentes y los presentes no son los únicos que pueden condicionar el choque. Para la hora del partido se esperan temperaturas muy frías y precipitaciones, que incluso podrían darse en forma de nieve, por lo que la climatología puede también resultar un factor determinante en un Ipurua que no acogerá ni mucho menos la mejor entrada de la temporada.

El Villarreal viaja con las dudas sembradas tras su eliminación copera y la sufrida la victoria lograda frente al Getafe, con la que puso fin a una racha de cinco partidos sin ganar a pesar de que el equipo sigue lejos de su mejor nivel de juego.

Para certificar una mejora sustancial, el equipo que entrena Javier Calleja necesita completar el resultado logrado ante los azules con los de los partidos de Eibar y Girona esta semana.

Para este encuentro, el Villarreal llega con las bajas habituales Bruno Soriano, Andrés Fernández y Nicola Sansone, a los que se suma la de Ruben Semedo en prisión y suspendido de empleo y sueldo, y a la que se añade la del lateral Jaume Costa, que vio la quinta tarjeta de su segundo ciclo ante el Getafe y está lesionado.

Por el contrario, Javier Calleja podrá contar con el defensa Álvaro González, que no pudo jugar por sanción en la jornada anterior. Con ello, la idea del técnico es introducir modificaciones respecto al encuentro anterior, en el que ya dio descanso a alguno de los fijos en el equipo.

Así, es muy factible el regreso al equipo titular de Mario Gaspar, Rodrigo Hernández y Pablo Fornals, que descansaron la jornada anterior. El preparador de la escuadra amarilla volverá a otorgar la responsabilidad de lograr los goles que conduzcan a su equipo al triunfo a la pareja formada por Carlos Bacca y Enes Ünal.

Un saque de campeones

Pello Osoro, Odei Jainaga y Malen Ruiz de Azua, deportistas apadrinados por SD Eibar Fundazioa y recientemente proclamados campeones de España en triatlón de invierno, lanzamiento de jabalina y salto con pértiga, respectivamente, realizarán el saque de honor en la previa al encuentro entre Eibar y Villarreal.

El eibartarra Pello Osoro, de 26 años, se proclamó campeón de España en el campeonato celebrado el 4 de febrero en Ansó. Odei Jainaga, por su parte, se alzó con el título el día 17 en Castellón, con un lanzamiento de 80,64 metros. El eibarrés, de 20 años, se conviertió además en el primer lanzador estatal en superar la barrera de los 80 metros.

El mismo sábado, en Valencia, Malen Ruiz de Azua, arrasatearra de 22 años, consiguió el Campeonato de España de salto con pértiga con una marca de 4,31 metros

Los tres protagonistas cuentan con el apoyo de SD Eibar, que apadrina además a otros deportistas individuales a través de Kirolgi: Markel Alberdi, natación; Ander Romarate, natación adaptada; y Maite Maiora, trail running.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos