Malas SENSACIONES

LA CONTRACRÓNICA

El Sevilla ganó cuando quiso y, por momentos, se recreó con un Eibar inexistente

J.A. REMENTERÍA
Los jugadores del Eibar aprovechan un parón durante el partido para hidratarse / PHOTODEPORTE

Pobre imagen la que ofreció el Eibar en el Sánchez Pizjuán, totalmente desdibujado. Soy consciente de que los armeros no son de la particular Liga del cuadro hispalense pero, si recordamos el comportamiento que tuvo en la pasada edición ante los entonces entrenados por Sampaoli, realmente media mucho con lo sucedido ayer. Se perdió la temporada pasada, pero entonces el Eibar fue un equipo que hizo sonrojar en muchas fases del partido a los sevillistas.

El Eibar no asustó al Sevilla de Berizzo y fue ramplón. Eché en falta esa mordiente a la que nos tiene acostumbrados. Empezó en los primeros compases con algunos amagos de Iván Alejo, que debutó como titular en la banda derecha y que, por desgracia, acabó lesionado en una mala caída. Su rodilla izquierda se dobló de tal manera que hace pensar en lo peor. Alejo, llamado a ser el encargado de coger el testigo de Pedro León, es una de las esperanzas en el Eibar. El vallisoletano nada más empezar provocó la amarilla de Escudero y fue autor de unas cuantas incorporaciones que alimentaron expectativas, pero fue diluyéndose como el equipo. Ojalá que no sea nada grave.

Si en la primera mitad el Sevilla no encontró su camino para imponerse con claridad, sí lo hizo en la segunda. El Eibar tuvo la habilidad de que los primeros cuarenta y cinco minutos fueran pesados y trabados. Llevó el partido a su terreno, aunque fue el Sevilla por mediación de Nolito y Ben Yedder quien creó las oportunidades. La banda derecha, especialmente con un Capa desafortunado, fue un corredor para los andaluces. Si fuera como en el boxeo, al descanso el Sevilla ya vencía a los puntos.

Mendilibar alineó un once que ofrecía garantías para afrontar el partido. En ataque formaron Enrich y Kike García, una pareja que ha dado alegrías a la afición armera, pero que ayer, pasó desapercibida, si bien cierto es que no les llegó un balón en condiciones. La asociación entre Dani García y Escalante en el centro del campo, que ha resultado clásica en las últimas temporadas, tampoco funcionó. La defensa no fue nada contundente, con muchas lagunas. Además, la transición defensiva a medida que fueron pasando los minutos fue a menos.

El Eibar fue perdiendo pólvora a medida que pasaban los minutos y en la segunda, los sevillistas barrieron a los armeros. Nolito sacó los colores a Capa y Oliveira; Ben Yedder se bastó para tener en jaque a la defensa azulgrana; Cote no pudo con Navas y N'Zonzi se impuso a Dani García y Escalante. El Eibar transmitió simpleza, no fue capaz de sorprender y jugó sin carácter. La 'guerra' del Eibar no es el Sevilla, pero la pasada temporada en estas mismas páginas se resaltaba la labor del equipo en el choque con los sevillanos. Se cayó pero su predisposición fue otra, fue más rival que el partido que protagonizó ayer.

Uno de los aspectos que preocupa es que en tres jornadas solo ha logrado un gol. La Liga acaba de comenzar y hay que esperar, pero es que no se ve atisbo de generar ocasiones. La baja de Pedro León se deja sentir. El murciano se recupera de una lesión de rodilla y su referencia en el juego ofensivo era clave. Su calidad y experiencia eran aportaciones, en ocasiones, determinantes. Pedro León era la fuente que manaba inteligencia y clarividencia. Su visión y habilidad en el mano mantenían al equipo. Esperemos que se recupere pronto.

Más que de la derrota, es del juego de donde hay que sacar las conclusiones, y en especial de lo visto ayer. Por sacar algo positivo, gustó el portero Dmitrovic. Fue el único que estuvo en su sitio. Domina el juego aéreo y tiene un golpeo de pie potentísimo.

El viernes visita Ipurua el Leganés. Este sí es equipo de la Liga del Eibar. El choque ante los 'pepineros' es clave. Un buen test para saber cuál es el potencial real de los armeros. Tendrá que poner todas sus fuerzas el Eibar para sacar los tres puntos y romper la dinámica, tras dos derrotas consecutivas ante Athletic y Sevilla. Hay que reencontrarse con el gol y el juego, son vitales para su existencia. Éramos conscientes que el comienzo iba ser duro y se ven los primeros síntomas. Ya lo dijo esta semana el director deportivo Fran Garagarza, que considera que la competición esta temporada ha dado un salto más en su dificultad. Confiamos que el Eibar lo supere.

Fotos

Vídeos