S.D. Eibar

Un madrileño apegado a Euskadi

Joseba Zaldua, realista cedido en el Leganés, conduce el balón en el choque contra el Alavés. / EFE
Joseba Zaldua, realista cedido en el Leganés, conduce el balón en el choque contra el Alavés. / EFE

El Leganés cuenta en sus filas con más vascos que el propio Eibar. Además del técnico Asier Garitano, el cuadro pepinero tienen en sus filas cinco jugadores vascos y dos efectivos que han vestido antes la camiseta del Eibar

LETIZIA GÓMEZ EIBAR

. Después de inaugurar la temporada en casa con el derbi ante el Athletic, el Eibar afrontará mañana (21.00 horas) su segunda jornada en Ipurua frente a un Leganés al que casi se puede catalogar como de hermano gemelo. Los valores que estos dos 'outsiders' de LaLiga trasmiten son casi calcados y ambos están dirigidos por mujeres, Amaia Gorostiza al frente de la entidad armera y Victoria Pavón en el club pepinero. Pero entre sus muchas similitudes destaca una curiosa y llamativa diferencia. Los madrileños tienen en sus filas a más vascos que el Eibar, cinco en el vestuario blanquiazul y cuatro en el azulgrana. Por sorprendente que resulte, el Leganés mira con menos reparos hacia el norte a la hora de confeccionar su plantilla de jugadores.

El hecho de que el bergarés Asier Garitano, que defendió la camiseta azulgrana en dos etapas (1992-93 y 1995-96), ostente el cargo de entrenador del cuadro pepinero desde el 2013 ha propiciado que el Leganés se haya convertido en un destino más en Primera para los futbolistas vascos. El año pasado ya militaron allí Serantes, Unai López y Unai Bustinza y después también llegaron Erik Moran y Herrerín, este último cedido por el Athletic para suplir la grave lesión que el portero barakaldés sufrió el pasado mes de noviembre en su rodilla. Este año el toque euskaldun es aún más patente, ya que cuenta de inicio con cuatro jugadores de aquí y también hay que contabilizar que este verano se han incorporado dos efectivos que han vestido la elástica del Eibar en diferentes momentos.

Repiten un restablecido Jon Ander Serantes, que vive su tercera campaña consecutiva en Butarque; Unai Bustinza, defensa bilbaíno que también contribuyó al ascenso del Leganés a Primera hace ya dos temporadas; así como Erik Morán, mediocentro portugalujo forjado en Lezama que aterrizó en el sur de Madrid en el pasado mercado de invierno. En las semanas previas al inicio liguero se unieron el donostiarra Joseba Zaldua, que tras disputar 74 partidos con la Real Sociedad se ha instalado en el vestuario blanquiazul en calidad de cedido, y también Javier Eraso, otro producto de la cantera del Athletic que ya había militado en el Leganés entre el 2013 y 2015 y que ha vuelto para competir en Primera con los pepineros.

Refugio de exarmeros

Pero esto no es todo, ya que aunque Iván Cuéllar y Mauro Dos Santos nacieron lejos de los montes vascos, ambos tienen lazos de unión con el Eibar. La estancia del portero emeritense en la entidad azulgrana hace ahora diez años, en la temporada 2007-08 cedido por el Atlético de Madrid, le sirvió para ganarse un contrato con el Sporting de Gijón, que acababa de ascender a Primera. Bastante más reciente es el paso por Ipurua del central argentino, que gracias al Eibar pudo seguir jugando en la máxima división tras el descenso del Almería, aunque en ningún momento llegó a asentarse en el once inicial.

Más

Fotos

Vídeos