Llega un desafío de altura a Ipurua

Kike García lanza a puerta en el entrenamiento de Atxabalpe. / FÉLIX MORQUECHO
Kike García lanza a puerta en el entrenamiento de Atxabalpe. / FÉLIX MORQUECHO

El Eibar quiere prolongar su buena racha ante un renacido Valencia que sueña con el título

LETIZIA GÓMEZ EIBAR.

El Eibar no quiere bajarse de la ola en la que lleva subido en las últimas jornadas, pero las previsiones anuncian una fuerte marejada que pondrá a prueba su capacidad para mantener el equilibrio. Después de haber salido a flote tras lograr tres victorias seguidas y un empate ante equipos de su misma clase social, a los armeros les llega ahora un desafío de altura ante un Valencia que no sabía lo que era perder hasta que el Getafe se lo recordó hace dos semanas.

Tras ganar al Celta con más suerte que buen juego, los ché vienen dispuestos a seguir con su brillante andadura y, de paso, vengar la derrota sufrida el año pasado en este mismo campo y, sobre todo, la humillación que les supuso que el Eibar les endosara cuatro goles como cuatro soles ante su público.

Si hace solo un mes soñar con un triunfo ante cualquiera resultaba casi temerario, ahora los azulgranas tienen la confianza y la seguridad suficientes como para aspirar a frenarle los pies al segundo clasificado. Recuperada la firmeza defensiva que les ha llevado de encajar 25 goles en 11 jornadas a recibir tan solo dos en las últimas cuatro y recobrada la capacidad anotadora tras marcar 10 goles en esos mismos cuatro compromisos, los de Mendilibar se ven en condiciones plantarle cara al único equipo que, por ahora, le está plantando cara al intocable Barcelona.

A la buena dinámica que arrastran los eibarreses se suman las buenas noticias desde la enfermería, ya que aunque Yoel, Pedro León, Fran Rico y Juncá siguen sin estar disponibles, el técnico sí que recupera a Asier Riesgo y a Rivera, que han superado ya sus respectivos problemas físicos, y también a Charles, que ya ha cumplido los dos partidos de suspensión que le cayeron tras su expulsión en Vitoria. El que no estará porque no puede jugar hasta enero es el chileno Fabián Orellana, que verá a su ex equipo desde la tribuna de prensa.

Por precaución, Mendilibar ha incluido también al meta del filial Markel Areitio en su lista de 20 convocados, por lo que ya indicó ayer que realizará los dos descartes definitivos una vez finalizada la comida que degustarán en el 'txoko' de Ipurua.

Cuando las cosas van bien, como es el caso del Eibar, los entrenadores son poco amigos de hacer retoques, pero con Ramis ya plenamente recuperado y con mayor ritmo en las dos últimas listas en las que ha figurado, no sería descartable que el balear volviera al lugar donde a Mendilibar siempre le gusta ver. Con Arbilla en un momento dulce, el sacrificado en este caso sería Paulo, que en los últimos partidos ha mejorado notablemente sus prestaciones.

También cabe la posibilidad de que el preparador azulgrana remueva a Jordán para dar entrada a Escalante, aunque las bandas seguirían siendo para Iván Alejo e Inui. En el centro del campo, Dani García y Escalante se postulan como titulares, y no parece que Iván Alejo ni Inui vayan a dejar de ocupar las bandas en ataque.

Charles o Kike García

La principal duda radica en la delantera. Charles era y sigue siendo el máximo anotador del equipo antes de que fuera sancionad y ese buen registro es motivo suficiente para pensar que podría volver al equipo en detrimento de Kike García. Sin embargo, el conquense aprovechó la ausencia del brasileño para estrenar su casillero anotador frente al Espanyol, aunque le faltó fortuna y acierto para perforar la portería del Getafe. Sea quien sea el elegido acompañará a Sergi Enrich, inamovible de la punta de ataque pese a que este año no está tan resolutivo como el pasado.

Es uno de los pocos partidos de la primera vuelta con un visitante de elevado caché, por lo que se espera que Ipurua presente un aspecto de gala pese a que el frío y la lluvia no invitan precisamente a salir de casa.

Agarrarse a la segunda plaza

El Valencia viaja a Eibar con el único objetivo de sumar el triunfo para mantener su actual posición de privilegio como segundo clasificado, una plaza que el Atlético de Madrid persigue a solo un punto.

La gran novedad en la lista de convocados es la presencia de Gonçalo Guedes, que vuelve al equipo tras ser operado de una lesión en un metatarsiano del pie izquierdo, aunque se antoja poco probable que el portugués vaya a formar de inicio de manera tan precipitada.

Marcelino no podrá contar, en cambio, ni con los centrales Jeison Murillo y Ezequiel Garay, ni con Carlos Soler, que no se ha recuperado a tiempo de sus molestias. A estas ausencias se une del italiano Simone Zaza, máximo goleador del Valencia con diez goles, que se pierde el encuentro por acumulación de amonestaciones.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos