S.D. Eibar

Listos para romper la maldición del Nervión

Escalante y Kike García, en primer plano, bajo la mirada de Mendilibar en el entrenamiento de Atxabalpe.
Escalante y Kike García, en primer plano, bajo la mirada de Mendilibar en el entrenamiento de Atxabalpe. / FÉLIX MORQUECHO

El Eibar suspira por retomar la competición con el que sería su primer triunfo en el feudo del Sevilla

LETIZIA GÓMEZ EIBAR.

Mientras casi todos los eibarreses acudían puntuales a su cita anual en las campas de Arrate para festejar el día de la patrona, los armeros embarcaban en un avión rumbo a Sevilla tras haber puesto las velas de rigor para que la virgen les eche un capote y les ayude a poner fin a la maldición que siempre les acompaña en el Sánchez Pizjuán.

Ya saben que jugar bien e incluso ser superior al Sevilla no es sinónimo de triunfo, pero esperan que estas dos semanas de cursillo acelerado sin competición y el hecho de que el rival tiene la mente puesta en su inminente visita a Anfield les sirva para conseguir el que sería su primer triunfo a orillas del Nervión.

No es esta precisamente la plaza más accesible del campeonato, pero los armeros no olvidan que este desplazamiento inaugura una lista de partidos consecutivos lejos de casa que es como para echarse a temblar. Barcelona, Villarreal, Real Madrid y Real Sociedad serán sus próximos rivales lejos de Ipurua, por lo que cada punto que se pesque en cualquiera de estos destinos va a valer su peso en oro.

Y los tres primeros se ponen en liza hoy ante un Sevilla afectado de lleno por el virus FIFA y con obligaciones europeas trascendentales a la vuelta de la esquina. Si hay una ocasión de pillar al cuadro hispalense descolocado, o al menos no tan bien plantado como suele ser habitual en él, es esta, y Mendilibar y los suyos son plenamente conscientes de ello.

Por eso, y pese al calor que probablemente condicionará el choque, los azulgranas anuncian que se plantarán en el feudo hispalense con la confianza y la intención de llevarse un valioso 'souvenir' que adorne un casillero en el que ya están los tres puntos que conquistó en Málaga en la primera jornada.

Y para ello, Mendilibar se lleva a casi todo lo que tiene disponible, salvo a los lesionados Yoel, Pedro León y Fran Rico, además de Arbilla, recién salido de una lesión en ese tendón de Aquiles que tantos problemas le ha creado en los últimos años, y David Lombán, que llegó rebasado ya el cierre del mercado de fichajes y que se ha quedado fuera de la lista por decisión técnica.

Tampoco ha viajado Joan Jordán, sancionado tras su evitable expulsión ante el Athletic, lo que provocará que el técnico armero tenga que hacer al menos un cambio en su once inicial. Escalante parte como favorito para ocupar su puesto y estrenarse así en este campeonato, toda vez que causó baja en el choque inaugural debido a que arrastraba una sanción de la pasada campaña, y que no actuó ningún minuto ante el Athletic, ya que Mendilibar apostó primero por Jordán y después concedió unos minutos al joven Rivera.

También se atisban cambios en la punta de ataque. En las dos primeras jornadas fueron Chales y Kike García los que conformaron la pareja atacante porque Sergi Enrich estaba aún renqueante de la lesión que se trajo de la concentración veraniega del equipo en Austria. Con el balear ya plenamente recuperado, parece que uno de los puestos de inicio lo tiene garantizado y que serán los otros dos los que se disputen la otra plaza.

El Pizjuán pide más

El Sevilla también tiene sus problemas y sus necesidades. No pasó del empate en los dos primeros partidos oficiales como local, ante el Espanyol y Basaksehir turco, y aunque se impuso a domicilio en Getafe (0-1), su público le pide más.

El equipo que entrena el argentino Eduardo Berizzo no ha arrancado bien esta temporada. Empató en la jornada inaugural ante el Espanyol (1-1), sufrió para superar la eliminatoria previa a la fase de grupos de la Liga de Campeones, con una victoria en Estambul (1-2) y un empate en Sevilla (2-2), y ganó en su último partido en Getafe (0-1), aunque de lo poco bueno que hizo fue marcar el gol.

Ahora, tras el parón, la plantilla ha tenido tiempo para corregir errores, aunque con matices ya que hasta siete futbolistas se marcharon con sus selecciones y cinco de ellos llegaron este mismo viernes. Alguno internacionales se han ido incorporando paulatinamente durante la semana, como el argentino Gabriel Mercado, que adelantó su regreso al tener que cumplir un partido de sanción con su selección. También lleva varias jornadas de entrenamientos el central danés Simon Kjaer, aunque hasta ayer no se sumaron otros cuatro argentinos (el defensa Nico Pareja, los centrocampistas Guido Pizarro y Éver Banega y el mediapunta Joaquín Correa), además del delantero colombiano Luis Muriel, que no se entrenó.

Solo Correa entró en la convocatoria, ya que Berizzo tiene en mente que el próximo miércoles el Sevilla afronta la primera jornada de la fase de grupos de la Champions en casa del Liverpool.

Más

Fotos

Vídeos