Jovanovic dejará el Eibar con su 'carnet de baile' en blanco

Vukasin Jovanovic. / B. C.
Vukasin Jovanovic. / B. C.

El serbio ha sido descartado de la última lista, por lo que volverá al Girondins de Burdeos sin haber debutado como azulgrana

L. G. EIBAR.

Vukasin Jovanovic llegó al Eibar con intención de quedarse según sus propias palabras «mucho tiempo», pero el serbio volverá al Girondins de Burdeos sin haber dispuesto de ni un solo minuto en los 16 partidos que han transcurrido desde su llegada el pasado 31 de enero. Se va con su carnet de baile en blanco y sus remotas posibilidades de ser llamado por sorpresa por el seleccionador serbio para disputar el Mundial de Rusia totalmente difuminadas.

Apurar esas opciones era precisamente el principal motivo que impulsó a este joven que hace tres días cumplió los 22 años a tratar de buscar en el conjunto armero el protagonismo que había perdido en el equipo girondino tras la llegada de Gustavo Poyet al banquillo bordelés. Sin embargo, su espera ha sido baldía. De haber disputado 16 de los primeros 18 partidos de la Liga de Francia completos, ha pasado a ser el descartado por norma de las convocatorias de Mendilibar.

Enrich, la gran sorpresa

El serbio y Asier Riesgo han sido los dos efectivos que se han fuera de los elegidos por el técnico junto a los lesionados Pedro León, Juncà, Diop e Inui, una lista en la que de manera sorprendente no está Sergi Enrich, que sí formó parte de la expedición armera. El menorquín hace solo tres días que empezó a entrenar con el grupo y el propio Mendilibar aseguró que no está en buenas condiciones para jugar, y menos de inicio, pero que sí que le gustaría que el delantero se marchara de vacaciones con buenas sensaciones después de haberse perdido toda la segunda vuelta del campeonato por lesión.

También ha viajado con el primer equipo el atacante del filial Xesc Regis, por lo que el de Zaldibar se lleva al Wanda a cuatro arietes, todo un abanico de alternativas con el fin de buscar ese resultado positivo que le garantice cerrar la temporada en la novena posición, que supondría elevar un peldaño el listón clasificatorio en Primera.

En principio se espera la participación de Jovanovic en la tradicional ofrenda floral y posterior cena de despedida de la temporada que la entidad azulgrana celebrará en la tarde noche del lunes en Arrate, aunque tampoco sería sorprendente que decidiera adelantar la mudanza para retornar al Girondins de Burdeos.

No parece probable tampoco que la entidad girondina esté muy satisfecha con el nulo resultado de la cesión de un jugador por el que pagó tres millones de euros al Zenit de San Petersburgo el pasado verano. Después de cuatro meses sin competir y, por tanto, alejado del escaparate, su valor se ha tenido que ver resentido, un hecho que desde luego no favorece a que se produzcan nuevos préstamos.

El propio Eibar ya tiene experiencia en este sentido, puesto que el verano del 2016 cedió cinco de sus jóvenes promesas a la U.D. Logroñés y solo unos meses después Fran Garagarza no ocultaba en una rueda de prensa su preocupación por lo poco que estaban jugando la mayoría de ellos e incluso admitió que habían barajado la posibilidad de repescarlos en el mercado invernal, aunque solo el meta Jon Ander Felipe cambió se aires.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos