S.D Eibar

Javier Mandiola: «Si no fuera el Eibar estaría preocupado, pero confío mucho en Mendilibar»

Manix trabaja a diario en su bar, el Katu Kale, a la espera de concretar su ansiada vuelta a los banquillos./MORQUECHO
Manix trabaja a diario en su bar, el Katu Kale, a la espera de concretar su ansiada vuelta a los banquillos. / MORQUECHO

El exentrenador del Eibar lanza un mensaje de optimismo y subraya que «los grandes activos del Eibar son su entrenador y el carácter humilde del club»

LETIZIA GÓMEZEIBAR.

Es uno de los pocos entrenadores que han pasado por el Eibar que no padeció los apuros de ver al equipo armero siquiera cerca el abismo, pero por la experiencia adquirida en clubes como el Alavés, Tudelano o recientemente en el Burgos, está curado de espanto. Javier Mandiola, Manix, sabe la tensión que genera verse en el fondo de la tabla, pero tiene muy claro que si hay alguien que puede resolver esta papeleta es su amigo José Luis Mendilibar.

- ¿Preocupado?

- Si no fuera el Eibar lo estaría, pero me tranquiliza el hecho de que sea el Eibar, de que va a funcionar como tal, de que va a imperar el sentido común y confío muchísimo en el entrenador. Soy optimista.

«El técnico sabe que hay un problema y si viera que no puede con esto sería el primero que lo diría»

- Como entrenador, ¿qué solución ve?

- Obviamente el Eibar necesita refuerzos. Por un motivo u otro no se ha acertado con los fichajes. Pero con traer no basta, hay que acertar y no es fácil. Con un par de jugadores, del resto se encargará Mendi.

- El 70% de la plantilla es la misma, pero no se puede reflejar en el once.

- Juegan cinco o seis del año pasado. Ramis, Lejeune, Luna, el portero, Adrián... ya no están. Medio equipo es nuevo. Eso en otro sitio sería letal, pero sé que es el Eibar, que la gente que está dentro conoce el club y que va a transmitir tranquilidad. Pero, sobre todo, creo mucho en el entrenador. Siempre que ha tenido media herramienta la ha gestionado bien, y su trayectoria le avala.

Ve a Mendilibar confiado

- Son grandes amigos. ¿Qué sensación le transmite?

- Hablo todas las semanas con él. Está preocupado, como tiene que estar. Lo contrario sí que sería preocupante, pero tiene mucha confianza en sí mismo. Está esperando la recuperación de Pedro León y a ver si alguno empieza a rendir algo más. Sabe que hay un problema y si él viera que no puede con esto sería el primero que lo diría.

- Ha habido demasiadas adversidades.

- La dinámica es negativa y cuando es así nadie rinde a su máximo nivel. Cuando la cosa va mal se ven grietas y empezamos a buscar culpables, pero el Eibar tiene la ventaja de que va a mantener la tranquilidad. Hay que confiar. Todos somos conscientes de que algún año tocará bajar, pero lo que no hay que hacer es dramatizar.

- Pero la paciencia tiene las patas muy cortas.

- Lo que pasa es que nos hemos acostumbrado mal, a hacer tres primeras vueltas fantásticas y eso no es lo normal. Para algunos todo lo que no sea eso es un fracaso de alguien, pero no valoramos el acierto que han tenido antes. Y lo que se ha hecho en los últimos años sí que no es normal. Es un logro grandísimo, pero estamos malcriados. Para los chavales que prácticamente solo han visto al Eibar en Primera, quizás considerarían un fracaso bajar, pero esto es una realidad ficticia.

- Por ahora hay tres equipos que lo están haciendo peor.

- Sumando jugadores y entrenador, el Eibar estaría en la mitad de la tabla. Lo bueno del Eibar es precisamente su marca, su carácter humilde. El día que perdamos eso seremos cualquier otro equipo, pero no de Primera.

- La situación del Eibar es tema de conversación en la ciudad. ¿Qué percibe?

- Preocupación hay, pero en otros sitios habría más. Los que piensan que siempre tendría que hacer una gran temporada se equivocan. Creo que el socio veterano, el que es consciente de dónde venimos, entiende que el Eibar tiene que pasar estas situaciones. Parece que hay que ganar a los de tu Liga porque sí. En otra dinámica el Eibar podría haber puntuado en Anoeta, porque no creo que haya la diferencia que se vio.

«Todos somos conscientes de que algún año tocará bajar, pero lo que no hay que hacer es dramatizar»

- Hubo nada menos que siete bajas, incluida la del capitán.

- Las plantillas se hacen pensando en eso, quizás no para tener tantas bajas, pero el tema está en acertar. No tengo conocimiento de primera para decir que habría que haber traído a este o al otro, aunque seguro al técnico le habría gustado tener una plantilla más competitiva. Pero hasta el Barcelona busca reforzarse.

- Con seis goles a favor y 25 en contra, los males parecen focalizados.

- La facilidad con la que le marcan, su debilidad defensiva, es clave. Con muy poquito nos hacen gol, pese a estar ordenado. Porque el Eibar salió bien plantado en el derbi, pero el primer centro al área acabó en gol. Si das tantas facilidades no hay manera, porque hay cosas que no se entrenan, que se tienen o no. En estas circunstancias hay que remangarse un poco más, ser más humildes. A algunos les falta competir más.

- ¿El en mercado invernal hay algo más que retales?

- Pero es que retales ya han venido antes. Hay gente trabajando en ello y es cuestión de preguntar si saben las necesidades de Mendi.

- ¿Qué cree que le hace falta al Eibar?

- Teniendo tres buenos rematadores como tenemos hacen falta centradores. La baja de Pedro León es fundamental. Si él hubiera estado probablemente llevaríamos cuatro o cinco puntos más y los centrales parecerían mejores y todo se vería de otro color.

- Mendilibar ha probado de todo, pero nada funciona.

- Mendi está obligado a seguir trabajando con lo que tiene y a optimizarlo. Nunca carga las tintas contra nadie y hasta ahora le ha ido bien. El gran activo que tiene el Eibar ahora mismo es José Luis Mendilibar Etxebarria.

- Es el momento de transmitir mensajes positivos.

- Y que los aficionados seamos verdaderos aficionados del Eibar. Nuestro fuerte era ser conscientes de nuestras limitaciones. Salvo en Segunda B que éramos los fuertes, nuestro objetivo siempre ha sido luchar por no bajar y pasarnos más de media temporada sufriendo. Con todo lo poco bien que ha empezado, sigue teniendo a equipos por detrás. Insisto en que los grandes activos del Eibar son Mendilibar y la filosofía del club.

Fotos

Vídeos