S.D. Eibar

Iván Alejo: «Si me dicen que en dos meses iba a estar listo, no me lo habría creído»

Iván Alejo sostiene un balón durante el entrenamiento en las instalaciones de Atxabalpe./FÉLIX MORQUECHO
Iván Alejo sostiene un balón durante el entrenamiento en las instalaciones de Atxabalpe. / FÉLIX MORQUECHO

El pucelano ha dejado atrás una lesión de rodilla que pensó que había acabado con su temporada y está ansioso por «jugar y ayudar»

LETIZIA GÓMEZEIBAR.

Iván Alejo (Valladolid, 1995) no quiere ni recordar el momento en el que cayó lesionado en Sevilla. Era la tercera jornada. Su primer partido como titular en Primera tras haber sido uno de los jugadores más destacados en Segunda con la camiseta del Alcorcón. Faltaban cinco minutos para llegar al descanso cuando en una pugna tuvo la mala suerte de que su pierna se quedara fija en el suelo en su caída en el salto y su rodilla se torciera por completo hacia atrás. Pensó que era el final para él, pero afortunadamente es una historia escalofriante que dos meses después quiere dejar atrás para centrarse en el presente, en volver a saltar a un terreno de juego y en ayudar al equipo a lograr la permanencia.

- Más de dos meses sin jugar. Estará contando los minutos.

- Imagínate. Estoy con muchas ganas de volver después de tanto tiempo.

«Nunca me había lesionado y en cuanto caí al suelo y noté el crujido; creí que era muy grave»

- Ya en Anoeta, contra la Real, figuró en la convocatoria, pero fue de manera casi simbólica.

- Entré en convocatoria, pero se debió más bien al descarte de última hora que Mendilibar tuvo que hacer por los problemas físicos de Paulo. Pero fue importante para mí ir con el resto de mis compañeros porque me hizo sentirme futbolista de nuevo. Ahora estoy listo para jugar y el lunes espero disfrutar de los primeros minutos.

«No puedo ver las imágenes»

- Han pasado ya más de dos meses desde su lesión y aún cuesta ver las imágenes sin sentir escalofríos.

- No quería ni verla por televisión. Solo la vi una vez y me puse malo, así que no puedo volver a verlo. Nunca había tenido ninguna lesión importante y en cuanto caí al suelo y noté el crujido creí que tenía algo muy grave y se me vinieron muchas imágenes a la cabeza. Me asusté muchísimo. Pensé que me perdería el resto de la temporada cuando para mí no habia hecho más que empezar, pero afortunadamente la cosa se quedó en un susto, gordo, pero susto. Si me dicen que en dos meses iba a estar ya en disposición de jugar no me lo habría creído.

- Cuando supo los ligamentos no estaban rotos, se volvería loco de alegría.

-L os momentos previos fueron muy duros, porque pasaron dos días desde que me produje la lesión hasta que me realizaron la resonancia. La espera se te hace eterna y más cuado crees que te van a dar malas noticias. La gente me escribía muchos mensajes dándome ánimos, porque todo el mundo pensaba que era una lesión fea, así que cuando me dieron el diagnóstico y me dijeron que se trataba de un esguince fue uno de los días más felices de mi vida.

«En el vestuario tenemos buenas sensaciones; que la gente esté tranquila porque hay equipo»

- Y desde entonces el equipo está de capa caída.

- Nunca he estado tanto tiempo lesionado y lo típico que se dice que se sufre más en la grada es la pura verdad, porque te sientes impotente al no poder ayudar. La verdad es que estamos teniendo mala suerte con las lesiones, que afectan además a jugadores muy importantes y nos está lastrando mucho, pero dentro del vestuario tenemos buenas sensaciones y pediría a la gente que estuviera tranquila porque hay equipo.

- Dicen que se debe tocar fondo para levantarse. ¿Eso es lo que pasó en Anoeta?

- Tenemos que ser realistas y admitir que no fue un buen partido, pero tampoco se acaba el mundo por ello. Justo una semana antes frente el Levante sí hicimos un gran partido y tuvimos una gran reacción a los goles que nos habían hecho en la primera mitad, e incluso pudimos ganar. No hay que alarmarse. Hemos jugado ante equipos importantes, muchos de ellos que compiten en Europa. No hay que volverse locos. Nos tenemos que hacer fuertes en Ipurua, eso sí, y estamos muy concienciados.

- ¿El parón ha traído la tranquilidad que se necesitaba?

- La gente necesitaba irse con sus familias, desconectar para volver de nuevo con las pilas cargadas. Lo malo es que al ser el partido el lunes la semana se hace larga, pero hemos hecho un gran trabajo y estamos mentalizados para competir.

- El Betis inaugura la lista de partidos supuestamente más factibles, o al menos en los que hay que puntuar sí o sí.

- Sería muy importante ganar este partido, aunque sabemos que será muy complicado, porque el Betis está arriba y eso significa que está haciendo cosas muy bien. Es un equipo de nivel, pero creo que es de nuestra Liga y en estos partidos tenemos que empezar a sumar de tres en tres y ayudar a que la afición se enganche. Creo que los seguidores tienen motivos suficientes para creer en este equipo.

- Su vuelta genera mucha ilusión, pero coincide con el nuevo jarro de agua fría que ha supuesto la prolongación de la baja de Pedro León para otros tres meses más. ¿Cómo ha caído en el vestuario?

- Es un palo muy duro, sobre todo para él. No le deseo a nadie lo que está viviendo. Además de ser un grandísimo jugador es muy buen persona, que me ha ayudado mucho desde que llegué. Obviamente es un golpe para él, para el equipo y para la afición, porque todos sabemos lo importante que es Pedro para el equipo. Le necesitamos, pero es fuerte, tiene mucha experiencia en eso, va a tener la cabeza muy bien amueblada y estoy seguro de que con su fuerza y con el apoyo de todos estará ayudándonos en menos de lo esperado.

«La baja de Pedro es un golpe muy duro, pero estará ayudándonos en menos de lo esperado»

- Hay que dar con la receta para reaccionar sin él como ingrediente. ¿Cómo se cocina eso?

- Obviamente somos los que estamos los que tenemos que sacar esto adelante y para ello tenemos que acertar en las dos áreas. Estamos cometiendo fallos en todas las líneas, pero es necesario tener tranquilidad y no venirse arriba cuando las cosas van bien, ni hundirse cuando no van tan bien. Somos un equipo humilde y así afrontamos este reto. Estoy seguro de que lo vamos a conseguir.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos