S.D. Eibar

Inspirados para la recta final de año

Iván Alejo se ejercita en Atxabalpe. Es uno de los ocho jugadores armeros que ya ha visto puerta esta temporada. / MORQUECHO
Iván Alejo se ejercita en Atxabalpe. Es uno de los ocho jugadores armeros que ya ha visto puerta esta temporada. / MORQUECHO

El Eibar pretende incrementar su buena racha en los tres últimos partidos

LETIZIA GÓMEZ EIBAR.

Las dudas han dado paso a las certezas y la inseguridad se ha transformado en inspiración para un Eibar que quiere mantener su inercia ganadora durante los tres últimos encuentros que le quedan por solventar de aquí a que llegue la hora de empezar a abrir las tabletas de turrón. Un partido fuera ante el Getafe y dos en casa, primero ante el Valencia y después frente al Girona en vísperas de la Nochebuena, son los obstáculos a superar para tratar de llegar al largo parón navideño con una nueva remesa de puntos que le permitan arrancar el 2018 alejado de la zona de peligro.

Los nueve puntos sumados en las tres últimas jornadas han devuelto la confianza a un plantel que, de verse con la soga al cuello tras tocar fondo en Anoeta, ahora se encuentra ante una inmejorable oportunidad de poder acercarse a los números firmados al final de cada vuelta de las tres anteriores campañas.

Y buena parte de las esperanzas de conseguirlo pasan por extender su racha triunfal en su visita de este próximo sábado (13.00 horas) al Coliseum Alfonso Pérez de Getafe, un feudo en el que el Eibar ha puntuado con sendos empates a uno en las dos únicas ocasiones en las que se ha presentado allí como equipo de Primera.

Complicados, pero factibles

Sevilla, Barcelona y Real Madrid han sido los únicos equipos capaces de sacar algo positivo de un campo en cuestionables condiciones en el que los madrileños se han hecho fuertes hasta el punto de convertirse en el primer equipo que enseña el camino de la derrota al Valencia gracias a un gol del ex realista Markel Bergara (1-0). Una victoria de prestigio que ha llevado a los de Bordalás a encaramarse a la octava plaza, a solo dos puntos de los puestos europeos.

Esa misma distancia es la que distancia a los armeros, que tendrán que exprimir al máximo su recién recuperada capacidad anotadora para poder superar al que es el séptimo equipo menos goleado de la categoría con solo 15 goles recibidos.

La siguiente cita para los azulgranas se antoja aún más complicada, puesto que el siguiente sábado, el 16 de diciembre, recibirán a las 18.30horas a un Valencia enrabietado tras haber dejado escapar una ocasión de oro para reducir su desventaja respecto al líder Barcelona. Los de Marcelino afrontan este sábado por la noche un duro compromiso en su casa ante el Celta que puede condicionar su situación clasificatoria y su estado de ánimo antes de aparecer por Ipurua. Sin olvidar que los ché querrán tomarse cumplida revancha del 0-4 que el conjunto de Mendilibar les endosó a principios de febrero de este año.

Pero, sin duda, el duelo que no permite fallo alguno por parte de los eibarreses es el que les enfrentará el jueves 21 de diciembre (19.30 h.) al Girona. Pese a la dolorosa derrota sufrida frente al Alavés, el cuadro catalán, empatado a 17 puntos con los armeros, es una de las revelaciones del campeonato.

Tres partidos plagados de dificultades, pero también factibles para sumar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos