Improductivas visitas armeras al Sánchez Pizjuán

L. G. EIBAR.

Los viajes del Eibar a Sevilla, al menos cuando se trata de visitar el Sánchez Pizjuán, no suelen resultar nada placenteros. Andalucía no es una plaza que a los armeros se les dé del todo mal, porque ya han dieron un paseíllo honor en Granada en su primer año en la máxima categoría (1-3), también salieron por la puerta grande del vecino Benito Villamarín en enero del pasado año (0-4) y recientemente fueron sacados a hombros del verde de La Rosaleda (0-1). Pero por la razón que sea no le sienta bien ni la orilla del Nervión ni verse las caras con el Sevilla.

De entre los pocos equipos que aún quedan que no han perdido ante los armeros desde que lograron su milagroso ascenso a Primera están los tres titanes de la categoría, Real Madrid, Barcelona y Atlético de Madrid, y también figura el conjunto hispalense.

La única vez que el cuadro guipuzcoano ganó al cuadro sevillano fue en la temporada 2000/2001 en Segunda División, en suelo armero, por 1-0, aunque en la vuelta los rojiblancos se tomaron cumplida revancha y tras su victoria por 2-1 en la última jornada, certificaron su vuelta a Primera División de la mano de Joaquín Caparrós.

En su primer reencuentro, el Eibar de Gaizka Garitano fue capaz de arrancar un empate a cero en el Nervión, aunque el equipo de Unai Emery le devolvió la afrenta después en Ipurua al endosarle un 1-3. En la segunda campaña, los azulgranas empataron a uno en casa y cayeron en Sevilla (1-0), y en la pasada campaña, el Eibar salvó un punto (1-1) en Ipurua pero se dejó al menos uno que sí mereció tras perder por 2-0.

Fotos

Vídeos