SD Eibar

Fran Rico dice adiós a la temporada

Fran Rico, durante un entrenamiento./MORQUECHO
Fran Rico, durante un entrenamiento. / MORQUECHO

El centrocampista del Eibar afronta seis meses de recuperación tras ser intervenido por quinta vez de su rodilla derecha y el club ya busca sustituto

LETIZIA GÓMEZEibar

Los temores que tanto inquietaban al Eibar respecto a Fran Rico se han confirmado. Al centrocampista gallego le esperan seis meses de recuperación por delante, pese a que la intervención quirúrgica que se le ha realizado este viernes en su rodilla derecha transcurrió de manera exitosa.

El mejor de los escenarios contempla su posible retorno para abril, a solo un mes para la conclusión del campeonato, por lo que el club y el jugador asumen que el diagnóstico médico supone su despedida a la temporada. Y eso significa también que Fran Garagarza ya se ha puesto manos a la obra para buscarle un sustituto, que podría llegar antes incluso de que se abra el mercado de fichajes.

Pese a los esfuerzos realizados por evitarlo, su nuevo paso por el quirófano para corregir la condropatía que arrastraba desde que fue operado por última vez el pasado 8 de abril ha sido inevitable. Aunque en las cuatro ocasiones anteriores se había puesto en manos del doctor Juan Cota, en esta ocasión la intervención corrió a cargo doctor Mikel Sánchez en Vitoria, y en ella se le ha realizado una liberación de las adherencias que presentaba de operaciones anteriores, así como un proceso regenerativo de las lesiones anteriores. Rico tendrá que utilizar muletas durante las próximas diez semanas y posteriormente comenzará un largo y tedioso proceso de rehabilitación.

Sin jugar desde el 18 de febrero

Prosigue así un calvario que comenzó en 2008 cuando sufrió una rotura del ligamento cruzado y menisco cuando militaba en el Real Madrid Castilla, lo que le llevó a pasar por el quirófano en dos ocasiones debido a la aparición posterior de una úlcera en la zona que le tuvo en el dique seco durante un año.

Ya en el Granada le volvió a ocurrir un percance a mitad de su primer curso. Tiempo después se recuperó y llegó a convertirse en uno de los pilares fundamentales del cuadro nazarí. Sus problemas parecían ser ya cosa del pasado cuando llegó cedido al Eibar hasta el final de la pasada campaña, pero en diciembre los fantasmas de su rodilla volvieron para quedarse definitivamente. El 18 de febrero disputó en el Sánchez Pizjuán su último partido. Desde entonces, es baja.

Finalmente se optó por que su cirujano de confianza volviera a abrirle la rodilla el pasado mes de abril, pero es obvio que la operación no tuvo el éxito que entonces se anunció y al jugador le va a llevar medio año poder ver la luz al final del túnel.

Se busca un recambio

El Eibar pierde así una pieza de total confianza y garantía para Mendilibar, de modo que la dirección deportiva ya está analizando las diferentes alternativas para cubrir su vacante. Al tratarse de una lesión de larga duración, el club armero tiene la opción de fichar a un jugador antes de que se abra una nueva ventana de contrataciones.

La otra opción que se baraja es la de repescar a alguno de los fidelizados que el club armero tiene cedido. Puesto que no puede recuperar a Calavera y Nano, que juegan de prestado en el Sporting y Levante, respectivamente, las únicas alternativas que le quedan son el central Elgezabal, el delantero Pere Milla y el extremo Pablo Hervías. Y es precisamente este último el que cuenta con más boletos. Llegaría a Ipurua para tener que cubrir una hipotética baja indefinida de Pedro León, aunque en el club confían en poder contar próximamente con el murciano.

Gálvez, diez días de baja

Los males del Eibar en la enfermería no acaban aquí. El último damnificado de esta plaga de lesiones que asola al equipo armero es Alejandro Gálvez. El central andaluz será baja el domingo ante el Villarreal en el estadio de la Cerámica (18.30 horas) debido a una distensión en el recto femoral izquierdo que le mantendrá diez días apartado de los terrenos de juego.

De este modo, José Luis Mendilibar sólo cuenta con dos centrales disponibles para el encuentro ante los castellonenses, ya que Ramis no se ha recuperado de sus problemas físicos. Lombán podría disputar sus primeros minutos con la camiseta del Eibar, aunque el técnico vizcaíno también baraja la posibilidad de situar a Arbilla en el eje de la zaga. El navarro ya ha actuado en esa posición en varias ocasiones y su rendimiento ha sido muy bien valorado.

Temas

Fútbol

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos