SD Eibar

Una final adelantada a principios de curso

Sergi Enrich, en el centro, volverá a ser la punta de ataque del Eibar hoy frente al Levante en Ipurua. / FÉLIX MORQUECHO
Sergi Enrich, en el centro, volverá a ser la punta de ataque del Eibar hoy frente al Levante en Ipurua. / FÉLIX MORQUECHO

El Eibar busca ante un Levante de su liga el impulso que le aleje del precipicio del descenso

LETIZIA GÓMEZ EIBAR.

Una final, en especial las que son a partido único, determinan el campeón de una competición, y en ese sentido, el partido que el Eibar afronta hoy ante el Levante no va a coronar a ninguno de los equipos. Pero tratándose de un rival al que se debe incluir en la pelea por no bajar, el equipo armero debe tomárselo como si fuera la última jornada y el triunfo concediera el derecho a festejar la salvación.

Después de cinco partidos ligueros consecutivos sin ganar y tras perder también en Ipurua en la cita copera ante el Celta, los azulgranas necesitan volver a creer en sí mismos, necesitan volver a degustar un triunfo que les recuerde que son capaces de competir para ganar.

Los destellos mostrados ante el Real Madrid y el camino hacia el gol que divisaron ante el Celta son los referentes a seguir para intentar apuntarse un segundo triunfo en casa que abriría un pequeño hueco en la tabla y permitiría a los armeros afrontar con algo más de sosiego el derbi ante la Real el próximo domingo en Anoeta.

La visita al cuadro txuri-urdin queda lejos cuando se tienen tres puntos tan trascendentales en juego, que les situaría a solo uno del Levante, que ahora mismo transita con cierta tranquilidad en la zona media de la tabla.

Lograr una mayor seguridad defensiva se antoja imprescindible para poder mejorar a su vez un bagaje ofensivo que se ha quedado anclado en tres escasos goles, aunque curiosamente son los más rentables del campeonato, puesto que han permitido sumar siete puntos que mantienen al Eibar fuera de los puestos que conducen a Segunda.

Después de que tuviera que afrontar el choque de la Copa con ocho jugadores lesionados, Mendilibar se da con un canto en los dientes tras haber recuperado a Capa, Escalante y Dani García, que presenciaron la derrota ante los celtiñas desde la grada.

Ninguno de ellos ha trabajado con total normalidad. De hecho, de todas las sesiones previstas Capa solo completó la de ayer, y por eso entra en la lista 19 jugadores, aunque dada la trascendencia que él mismo ha concedido al partido y al relevante papel que el portugalujo tiene en el equipo, tanto el lateral como los otros dos jugadores mencionados apuntan al once inicial.

Pese a que mantendrá su sistema con cinco defensas con el que ha logrado mejorar el rostro del equipo, también podría hacer un hueco a Christian Rivera, que comandó con mucho criterio a los armeros en esa especie de reacción que protagonizaron cuando la noche cayó el miércoles sobre Ipurua.

Kike y Enrich también se perfilan como titulares en busca de esos goles que tanto se necesitan, lo que dejaría gran parte de la responsabilidad de orquestar los servicios desde las bandas a los laterales, y en especial a Juncà, que se está erigiendo en el mejor centrador del equipo, a falta del añorado Pedro León.

Con la moral recargada

El Levante llegará a Ipurua con la moral fuerte por su buen desempeño copero, tras vencer en Montilivi (0-2), donde dejó prácticamente sentenciada la eliminatoria.

Juan Ramón López Muñiz hizo también numerosos cambios en su equipo, en el que parece que solo repetirán el macedonio Bardhi y Morales. Álex Alegría parece tener el puesto asegurado tras el infortunio de Nano Mesa, cuya lesión ha dejado sin delanteros el ataque granota. Entre algodones está Rober Pier, el futbolista polivalente del equipo, y se apura la recuperación de Jason, aunque parece prematuro que pueda ser de la partida.

El equipo levantinista tampoco puede dormirse en los laureles. Tras su prometedor inicio de campeonato, ha entrado en una etapa de dudas y discretos resultados, por lo que estos tres puntos cobran una dimensión importantísima para ambos equipos.

Muñiz mantendrá la misma línea defensiva que alineó en el empate de la última jornada de Liga ante el Getafe (1-1), pero podría hacer un cambio en el centro del campo con el regreso del macedonio Enis Bardhi en detrimento de Rober Pier para jugar junto a Jefferson Lerma y José Campaña.

Todo ello con la firme intención de acabar con el maleficio que le ha impedido conseguir un triunfo lejos de su casa, pese a que en el arranque liguero se postuló como una de las revelaciones del campeonato. Ha sido capaz de lograr triunfos más que meritorios ante Villarreal y Real Sociedad, y de frenar en seco a gigantes como el Real Madrid y el Valencia.

Al igual que el Eibar, el cuadro granota se ha visto perseguido por las bajas, uno de los motivos que pueden explicar que después de firmar resultados positivos en las primeras cinco jornadas, ahora acumule ya cuatro partidos consecutivos sin ganar.

Fotos

Vídeos