S.D. Eibar

El fichaje del central sigue en la agenda

Garagarza sigue el entrenamiento junto a la presidenta y el exconsejero Mikel Larañaga./F. MORQUECHO
Garagarza sigue el entrenamiento junto a la presidenta y el exconsejero Mikel Larañaga. / F. MORQUECHO

Tras caerse la opción del argentino Lisandro López, cedido al Inter por el Benfica, los armeros buscan dentro y fuera de la Liga un jugador con proyección de futuro

LETIZIA GÓMEZEIBAR

. Los 19 puntos conseguidos en los últimos dos meses han difuminado las urgencias que existían para reforzar la línea defensiva, pero el club sigue trabajando sin descanso para fichar un central que complete la terna en el eje de la zaga tras la marcha de Alejandro Gálvez a la UD Las Palmas.

Y todo apunta a que tendrá que apurar al máximo las dos semanas que restan para poder cerrar su contratación, ya que la oferta es escasa y la demanda es tan fuerte que el Eibar se ve compitiendo en este sentido con equipos del nivel del Inter de Milán, quien finalmente ha logrado la cesión por parte del Benfica de Lisandro López, un jugador que la entidad armera pretendía incorporar no solo para esta temporada, sino también para la siguiente. Esa exigencia es precisamente lo que ha llevado al club portugués a decantarse por la propuesta de los italianos, que se han comprometido a abonar 500.000 euros por un préstamo de seis meses que incluye una opción de compra que ronda los 10 millones de euros, una cantidad inasumible para los eibarreses.

Eliminada la opción del argentino, la dirección deportiva rastrea el mercado estatal, pero especialmente el internacional. Portugal se ha convertido en uno de los destinos preferidos donde buscar, pero no se descarta la posibilidad de adentrarse en el fútbol sudamericano, cuna de centrales fornidos que encajen en el perfil deseado por los azulgranas.

Jugadores descartados

Más complicado se antoja encontrar lo que se busca aquí, porque son muchos los equipos que suspiran por los mismos jugadores y porque la situación de algunos futbolistas que antes parecían interesantes también ha variado tras el cierre de la primera vuelta de la competición. Este es el caso del joven tinerfeño Jorge Sáenz, que fue uno de los muchos futbolistas que estuvo en la órbita del Eibar en verano. Seis meses después, el joven zaguero blanquiazul ha pasado de indiscutible a desaparecer de las alineaciones e incluso de las convocatorias del equipo chicharrero y ya se le coloca en la rampa de salida, pero no para recalar en Ipurua.

También cabía la posibilidad de recuperar a Unai Elgezabal, cedido en el Numancia junto al también armero Pere Milla, pero el baracaldés no está teniendo la continuidad deseada con Jagoba Arrasate y el club azulgrana entiende que el jugador debe asentarse en Segunda antes de dar el salto a Primera.

La escasa oferta ha llevado al Eibar a competir y tener que claudicar ante el histórico Inter de Milán

El técnico se da por satisfecho con los cuatro centrales, pero el club quiere tener un plan B

En el Eibar sigue latente el deseo por fichar, pero las prisas han desaparecido. Eso al menos ha venido insistiendo José Luis Mendilibar en los últimos días, en los que ha dejado entrever que probablemente no haya más llegadas al margen de las de Fabián Orellana y Pape Diop.

El problema es que se ha fortalecido al máximo una zona atacante que ya había logrado enderezar el rumbo tras un inicio parco en goles, mientras que la línea defensiva, una de las más castigadas y cuestionadas en el arranque liguero se ha visto aligerada tras la marcha de Gálvez a Gran Canaria.

No es una baja que se haya dejado sentir, porque hacía tiempo que el granadino veía los partidos desde la grada, pero con la propensión de Ramis a sufrir lesiones defensivas y la escasa confianza que está mostrando el técnico hacia David Lombán, descargar toda la responsabilidad sobre Arbilla y Paulo Oliveira parece un poco arriesgado.

El técnico está muy satisfecho con el rendimiento que están ofreciendo una pareja que ya se ha consolidado y que ha logrado cortar de raíz la sangría anotadora que el Eibar sufrió en las primeras 11 jornadas, en las que recibió la friolera de 25 goles. Sin embargo, este mismo fin de semana el técnico ha tenido que echar mano de un renqueante Ramis para cubrir la baja por sanción del navarro y el bajo ritmo competitivo del mallorquín quedó en evidencia durante gran parte de la primera mitad.

No es imperioso, pero la dirección deportiva comandada por Fran Garagarza es consciente de que necesitan un plan B.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos