S. D. EIBAR

Exultante retorno a casa de la expedición armera

El Eibar aterrizó ayer por la mañana en Loiu pleno de alegría con sus tres primeros puntos de la temporada. Entre los que no podían esconder su felicidad estaba Sergi Enrich, que después de disputar unos minutos tras recuperarse del esguince de rodilla sufrido en Austria, sigue sumando partidos sin que se haya perdido ni uno solo desde que fichó por el Eibar. «Estoy muy contento por haber vuelto a jugar, porque en dos años no me he perdido ningún partido y es un récord que quiero intentar mantener».

Y por si fuera poco, el Eibar logró una «victoria muy importante para coger confianza. Hemos dado una buena imagen. Somos un bloque que hace tiempo que jugamos juntos y sabemos lo que tenemos que hacer. Además los que vienen se integran rápido porque este vestuario es increíble», dice orgulloso.

Fotos

Vídeos