Escalante estará de baja tres semanas, mientras Alejo podría volver ya

L. G. EIBAR.

No es habitual ver a Gonzalo Escalante abandonar un terreno tendido en una camilla, por lo que era de esperar que el parte médico sobre el alcance de la lesión del argentino no arrojara buenas noticias. El propio Mendilibar anticipó tras el partido que el mediocentro sufría un esguince en el tobillo izquierdo, el mismo que le había obligado a perderse el choque copero del miércoles y a estar entre algodones hasta el mismo día del compromiso ante el Levante, pero faltaba por determinar el grado y el período que necesitará para recuperarse.

Y como se preveía, es un esguince de grado II-III, es decir considerable, y necesitará al menos tres semanas para poder volver a estar disponible.

Una baja muy sensible de cara al derbi de Anoeta, que se une a la también obligada ausencia de Dani García por acumulación de amonestaciones.

Al menos, el informe redactado por los servicios médicos del club deja la puerta abierta a una posible reaparición de Iván Alejo. El pucelano, que sufrió un importante esguince de rodilla el pasado 9 de septiembre en el Sánchez Pizjuán de Sevilla, ya tiene el alta médica, y después de incorporarse al grupo la pasada semana, está previsto que complete con normalidad los entrenamientos que restan hasta la cita del domingo.

Rivera, con tendinitis

Las dudas se ciernen ahora sobre Cristian Rivera, que padece una leve tendinitis del tendón de Aquiles izquierdo, aunque se espera que pueda estar entre los disponibles. Ramis, Rico, Yoel y Pedro León, por su parte, evolucionan con normalidad.

Fotos

Vídeos