S.D. Eibar

Mendilibar, un entrenador hecho a la medida del club

José Luis Mendilibar comparte buena parte de las señas de identidad que conforman el ADN del Eibar

L.G. EIBAR.

El Eibar ha encontrado en José Luis Mendilibar la perfecta horma de su zapato. Trabajador, comprometido y exigente cien por cien, el de Zaldibar comparte gran parte de las virtudes que conforman el ADN de un club que ha sabido adaptarse a las exigencias de una categoría que, como se ha comprobado, requiere del temple y de la paciencia de la que ambos han hecho gala en las tres temporadas que llevan juntos.

El técnico vizcaíno encaja como un guante en Ipurua, en un Eibar que parece hecho a su imagen y semejanza. Así seguirá siendo al menos un año más, y ya serán cuatro, todo un milagro de longevidad en el fútbol actual.

Mientras en otros equipos de la categoría han cambiado hasta en tres ocasiones a los inquilinos de sus banquillos, José Luis Mendilibar recibió la confianza y la tranquilidad necesarias para sacar a flote un barco que al principio de la campaña hizo aguas.

Se lo había ganado los dos años anteriores, en los que condujo al Eibar a una relajada permanencia en el primero tras la salvación administrativa, y a la mejor clasificación de su historia en el pasado ejercicio al concluir el campeonato en la décima posición.

Hubo dudas y muchos nervios, pero su puesto nunca estuvo en cuestión. Desde la presidenta, pasando por el director deportivo y todo aquel jugador que salía a dar la cara en los peores momentos, insistían en que José Luis Mendilibar era el entrenador ideal par el club armero, el único que podía sacar lo mejor de un plantel maltrecho a causa de las lesiones. Y lo fue. En apenas dos meses logró 18 puntos de 21 posibles, que demostraron que ni el de Zaldibar ni el Eibar son de los que se rinden.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos