SD Eibar

El Eibar vuelve al trabajo con el derbi de Ipurua ante la Real en el horizonte

El Eibar, con Mendilibar al frente, retoma los entrenamientos hoy en Atxabalpe. / FÉLIX MORQUECHO
El Eibar, con Mendilibar al frente, retoma los entrenamientos hoy en Atxabalpe. / FÉLIX MORQUECHO

El equipo está pendiente de la evolución de los lesionados, mientras que el club se mantiene a la espera de conocer la decisión de Mendilibar

LETIZIA GÓMEZ EIBAR.

Los cuatro días de fiesta que José Luis Mendilibar concedió a sus jugadores pese a la dolorosa derrota sufrida en Valencia ante el Levante han llegado a su fin. Todos los efectivos del plantel están citados hoy en Atxabalpe para que a las 11.00 horas retomen los entrenamientos. No cabe duda de que el derbi ante la Real Sociedad en Ipurua, fijado para el domingo 1 de abril a las 18.30 horas, se presenta clave para las aspiraciones de los armeros. Con dos semanas por delante para prepararlo, los primeros esfuerzos del técnico se centrarán en tratar de recuperar a alguno de los jugadores que están lesionados y en levantar una moral tocada tras verse relegado a la undécima plaza.

Según el plan de trabajo, el técnico azulgrana ha previsto cuatro sesiones de entrenamiento, todas en Atxabalpe, por lo que todo apunta a que también les regalará otro fin de semana festivo con un claro objetivo: cargar las pilas al máximo para apurar todas sus opciones en las nueve jornadas que restan.

El cuerpo técnico quiere ganar tiempo para tratar de recuperar a alguno de los lesionados, aunque el único con opciones para restablecerse a tiempo sería Sergi Enrich. Sin embargo, parece muy complicado que pueda conseguirlo. El menorquín se resintió de su lesión de la rodilla durante un lance del entrenamiento del jueves y los servicios médicos determinaron que deberá esperar al menos dos o tres semanas para reaparecer.

Ese plazo le situaría a las puertas de poder verle de nuevo en acción en el derbi, aunque no hay que olvidar que el balear acumula casi tres meses sin jugar tras caer lesionado la víspera de la apertura de la segunda vuelta frente al Málaga el pasado 22 de enero.

Quien no va a estar, ni se le espera al menos hasta mediados de abril, es Fabián Orellana, inmerso en el proceso de recuperación de la rotura del tendón intramuscular distal del bíceps femoral izquierdo que se produjo en el choque disputado hace dos semanas en Riazor ante el Deportivo. Es la baja que más ha acusado en las tres últimas semanas la escuadra azulgrana, que adolece de la creatividad y la electricidad que el chileno había aportado desde el primer día que se enfundó la camiseta azulgrana.

Estos días ayudarán a que Ramis pueda recobrarse del gran esfuerzo que le supuso jugar de inicio en el Ciutat de Valencia solo unos días después de sufrir un leve esguince del ligamento de su rodilla derecha.

Los focos sobre el técnico

Mendilibar tendrá que recomponer el centro del campo para cubrir la baja del sancionado Dani García. Dado que dispone de tres jugadores para dos puestos, todo apunta a que esta vez podría retornar a su sistema con dos delanteros para no quedarse sin relevo en la medular.

El técnico sabe además que todas las miradas están fijadas en él a la espera de que en los próximos días comunique al club una decisión definitiva respecto a su futuro. El de Zaldibar pretendía esperar hasta el final del campeonato para compartir su determinación, pero el Eibar le ha dado de plazo hasta final de este mes y es posible que el vizcaíno dé a conocer su respuesta esta misma semana, para poner fin así a los insistentes rumores que le sitúan un día en el Athletic y al siguiente en la Real.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos