SD Eibar

El Eibar visita una caldera en ebullición

Yoel, que jugó en Valencia, dejará su puesto en la portería a Asier Riesgo, que debutaría esta temporada. / MORQUECHO
Yoel, que jugó en Valencia, dejará su puesto en la portería a Asier Riesgo, que debutaría esta temporada. / MORQUECHO

En su primer partido en Montilivi en Primera, pugnará por lograr un triunfo que le relance a la zona noble

LETIZIA GÓMEZ

De una fiesta frustrada a una caldera en ebullición. Tras posponer los festejos de un Valencia que quería irse directo a la Champions, el Eibar deberá hacer frente ahora a la presión de un Montilivi a rebosar por una afición que mantiene vivo el sueño de empujar a su equipo a esa séptima plaza que también podría conducir a Europa.

Aunque los armeros también cuentan con posibilidades matemáticas para alcanzar esa plaza que premia o condena (según se mire) a disputar tres previas para poder acceder a la competición continental, su verdadera pretensión es poder acabar situado entre los diez primeros clasificados.

Después de habitar durante gran parte de la campaña en la zona noble, el único objetivo que se ha marcado eltécnico de cara a los tres últimos partidos de Liga es adornar una temporada ya de por sí exitosa. «Tenemos la oportunidad de volver a meternos entre los diez primeros. Si ganamos estaremos ahí hasta el final», declaró ayer el de Zaldibar, que indicó que el anuncio de su reciente renovación no va a alterar en absoluto sus planes. «Ya sabía antes que iba a renovar, de modo que no es el primer partido que vamos a jugar sabiendo que voy a seguir. Intentas estar igual con los jugadores, tocarles las narices igual igual para que estén dentro de los entrenamientos..., no cambia nada», recalcó.

Su impronta y su estilo van a ser los mismos, aunque al menos en este caso tendrá la oportunidad de volver a diseñar un once con dos delanteros gracias a que recupera a Charles, ausente en Mestalla por acumulación de amonestaciones.

La del brasileño no es la única novedad en una convocatoria en la que también figura Ramis, de vuelta tras recuperarse de una lesión muscular que le ha llevado a perderse los dos últimos partidos de su equipo, aunque el buen papel realizado por Paulo y Lombán en Valencia invita a pensar que ambos podrían repetir de inicio.

Posible debut de Riesgo

Entre los expedicionarios también se encuentra Riesgo, que ha viajado en lugar de Yoel debido a que hace ya semanas que Mendilibar decidió rotar a los porteros suplentes en sus convocatorias. Y así como el gallego disfrutó de la posibilidad de disputar su primer partido de esta temporada en el campo del que salió para venir al Eibar, también cabe esperar que esta vez sea el debarra el que tenga la oportunidad de disputar sus primeros minutos de una campaña en la que no ha tenido ninguna opción pese a que, en su caso, no ha habido ninguna lesión de por medio.

Los puntos importan, porque la posición final tiene una gran relevancia en cuanto a prestigio y rendimiento económico, pero las formas y los detalles también son fundamentales y, por eso mismo, también se da por hecho que David Juncà, gerundense de pura cepa, pueda jugar uno de sus últimos partidos con la camiseta azulgrana allí donde se forjó.

La referencia arriba para encontrar el gol que tanto se resiste volverá a ser Kike García, al que el entrenador vizcaíno defendió a capa y espada. «No vamos a meternos con Kike ahora. Está como está y si me meto con él a ver si le voy a hundir en la miseria. Hace un trabajo. Ha estado acostumbrado a jugar con otro a su lado y cuando están dos hacen gol uno u otro, ahora los últimos partidos solo ha jugado a él y parece que es su obligatoriedad. No debería», recordó.

El sueño continúa

El Eibar sabe que en Montilivi le espera una dura batalla ante un equipo que no quiere despedirse de un sueño del que solo le separa un punto.

En las últimas semanas, la afición rojiblanca ha visto como su estadio ha dejado de ser aquel fortín en el que el equipo catalán consiguió hasta seis victorias seguidas entre diciembre y marzo.

Después del triunfo contra el Deportivo de La Coruña de la jornada 28, el conjunto gerundense ha empatado con el Levante y ha perdido contra el Betis y el Espanyol.

Aun así, a pesar de que en el partido de la primera vuelta cayeron por un estrepitoso 4-1 en Ipurua, los futbolistas rojiblancos afrontan el duelo contra el Eibar con el convencimiento de que se trata de la primera de las tres finales que les quedan en este curso para aspirar a Europa.

Pase lo que pase, el Girona ya ha hecho historia, pero los trenes pasan solo una vez en la vida y no quieren dejarlo escapar.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos