El Eibar se reunirá con los accionistas antes del 13D

Unamuno, Ulazia y Rodríguez, ayer en Ipurua. /  FÉLIX MORQUECHO
Unamuno, Ulazia y Rodríguez, ayer en Ipurua. / FÉLIX MORQUECHO

Conscientes de lo farragosas que resultan las modificaciones estatutarias, las aclararán en una reunión previa aún por fijar

L. G. EIBAR.

El Eibar ya anticipa que la Junta de accionistas a celebrar el próximo 13 de diciembre en el Coliseo (19.30 horas) va a ser larga debido a que además de presentar unas cuentas que contemplan el mayor presupuesto de la historia del club, que rondará los 45 millones de euros, también se someterá a la aprobación del accionariado un importante paquete de modificaciones estatutarias. Como confesaba la directora general del club, Patricia Rodríguez, son cambios «quizás farragosos para los no entendidos en materia jurídica, pero que en el fondo son sencillos y aportarán agilidad en la gestión y se adaptarán a la actual de la sociedad».

Y precisamente para que nadie se quede sin entender nada, el club ha mostrado su intención de llevar a cabo una reunión abierta a todos los accionistas interesados, aunque debido a los días festivos que se avecina entre los San Andreses y el puente de diciembre, aún no se ha concretado la fecha. En cualquier caso, se han habilitado dos accesos especiales a la web (sdeibar.com/junta y sdeibar.com/batzarra), así como un correo electrónico socios@sdeibar.com, mediante el cual se podrán realizar todas las consultas necesarias de aquí al 5 de diciembre.

Con ello, se pretende dar cuenta de todos los cambios que se someten a aprobación para confeccionar un nuevo reglamento jurídico de la entidad.

Los cambios propuestos afectan al funcionamiento de la Junta de Accionistas, toda vez que se pretende reunir y sistematizar todos los aspectos relativos a la convocatoria, organización y desarrollo de la asamblea. También se quiere actualizar el domicilio social, modificar los artículos referidos al régimen de transmisión y usufructo de acciones, y los derechos que comporta tenerlas.

Quizás el punto que genera más inquietud sea la propuesta de eliminar la exigencia de que la Junta apruebe el presupuesto anual, mientras que también se atenderán las demandas de los accionistas en relación a facilitar la asistencia y representación del gran accionariado armero, aprobando la posibilidad de permitir la transmisión de acciones asistencia y votación a distancia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos