SD Eibar

El Eibar se resigna a perder buena parte de su gen vasco

El Eibar se resigna a perder buena parte de su gen vasco

Tras la marcha de Dani García y Capa, la plantilla se queda con solo dos jugadores euskaldunes y la dificultad de fichar por la competencia de Athletic y Real

Letizia Gómez
LETIZIA GÓMEZ

Unos cuatro años de estancia del Eibar en Primera le han reportado pingües beneficios y un notable crecimiento como entidad, pero también ha disipado buena parte de su gen vasco en lo que a composición de la plantilla se refiere. De hecho, tras la marcha de Dani García y Ander Capa, el conjunto armero se ha quedado con la única representación del guipuzcoano Asier Riesgo y del navarro Anaitz Arbilla como futbolistas euskaldunes, un número que se elevaría a tres si el vizcaíno Unai Elgezabal lograra convencer a José Luis Mendilibar para ocupar un puesto en el próximo plantel, algo que se antoja complicado a tenor del escaso protagonismo que está teniendo en el Numancia.

Y no parece que este panorama vaya a cambiar demasiado de cara a la próxima temporada, porque según admite Fran Garagarza, director deportivo, la oferta en el mercado o no se ajusta a las necesidades del equipo o excede la capacidad económica del club. El mutrikuarra es muy explícito a la hora de responder si tiene en mente fichar a algún jugador vasco. «Dime uno», contesta. «El Eibar sí está mirando jugadores vascos, pero accesibles para nuestras posibilidades y con nivel de primera división es muy complicado. O están en sus equipos de origen o tienen contrato. Ahora nos quedan Anaitz y Asier, y claro que lo ideal sería tener más, pero es difícil porque la oferta es muy escasa».

Anaitz Arbilla
Nacimiento
Pamplona, 1987.
Inicios
Forjado en la cantera del Athletic, tras su paso por el Barakaldo inició su peregrinación por el Poli Ejido (09-10), Salamanca (10-11), Hércules (11-12), Rayo (13-14) y Espanyol (14-16).
Eibar
Cumplirá su tercera temporada en Ipurua.
Asier Riesgo
Nacimiento
Deba, 1983.
Inicios
Ingresó en la cantera de la Real en edad infantil y dio el salto al primer equipo tras su cesión al Eibar (02-04). Dejó el club donostiarra en 2010 tras haber disputado 120 partidos en Primera.
Eibar
Será su cuarto año en Ipurua.

No es un problema exclusivo del Eibar, ya que el Alavés también ha competido esta temporada con solo tres jugadores vascos. Un peaje que ambos deben pagar por haberse convertido en competencia directa de dos 'transatlánticos', como denomina el director deportivo armero a la Real Sociedad y Athletic de Bilbao, los reclamos primordiales para los jugadores vasco-navarros, toda vez que invierten una parte importante de sus elevados recursos en captar a las mejores promesas para su cantera, y que, además, en los últimos años se han decantado por ceder a sus jugadores a otros equipos de LaLiga en lugar de al Eibar, como era tradición cuando el club azulgrana estaba en Segunda o Segunda B.

Uno de los grandes beneficiados en este aspecto ha sido el Leganés, el equipo entrenado por el nuevo técnico de la Real, Asier Garitano, que aunque esta campaña solo ha tenido en calidad de cedido al realista Joseba Zaldua, en temporadas precedentes ha tenido en sus filas a varios futbolistas prestados por el Athletic.

El que se ha llevado la palma en este sentido es el Numancia de Jagoba Arrasate, que aún apura su último cartucho para colarse en el playoff de ascenso a Primera, que cuenta en sus filas con seis futbolistas nacidos en la Comunidad Autónoma Vasca, así como con un navarro.

Una pérdida paulatina

La disminución de jugadores de la tierra en las plantillas del Eibar no es un hecho repentino, sino que se ha venido produciendo de manera paulatina desde que solventó en los juzgados la permanencia en su primer año en la máxima categoría.

Gaizka Garitano protagonizó el debut azulgrana en la élite con hasta diez futbolistas vascos bajo su mando -Xabi, Bóveda, Dani García, Capa, Errasti, Arruabarrena, Irazusta, Añibarro, Ekiza y Kijera-, un número que se vio reducido a siete -Xabi, Riesgo, Dani, Capa, Ansotegi, Ekiza y Arruabarrena- cuando el club puso en el banquillo a José Luis Mendilibar.

La criba más importante se produjo hace dos temporadas, ya que solo Dani, Capa y Riesgo tuvieron el privilegio de continuar en Ipurua, adonde también llegó Arbilla, elevando el número de representantes vascos a cuatro. Esa es la cifra que ha manejado el preparador armero también en la recién concluida campaña y, para la que viene, a la espera de lo que pueda pasar con los fichajes y cesiones, tan solo se mantendrán Riesgo y Arbilla.

Esta situación también es extrapolable al filial azulgrana, que ha competido y logrado su objetivo de mantenerse en su primera campaña en Segunda B con un plantel compuesto por diez jugadores vascos, entre ellos solo uno de Eibar, el lateral Julen López, otros diez estatales e incluso dos extranjeros, el lateral croata Branimir Cipetic y el delantero senegalés Ibrahima Dieng.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos