S.D. Eibar

El Eibar regala alegría por Navidad

Inui celebra su gol./Morquecho
Inui celebra su gol. / Morquecho

Extiende su placentera racha con una nueva goleada liderada por Inui que le deja a las puertas de Europa

LETIZIA GÓMEZEibar

A solo cuatro días para que Olentzero baje del monte a dejarnos lo que le hemos pedido, el Eibar le ha tomado la delantera para dejar bajo el árbol una nueva goleada que endulzará la Navidad hasta correr el riesgo de sufrir un subidón de azúcar.

No ha habido duelo entre iguales, porque aun sin el lesionado Alejo y sin Sergi Enrich en el once, el conjunto de Mendilibar se ha mostrado con una autoridad casi insultante ante el Girona y ha logrado poner el mejor broche posible a un fin de año que se ha saldado con cinco victorias en seis partidos y un empate que ahora sabe a turrón del caro frente al Getafe. Una racha inimaginable que le ha reportado 16 puntos de 18 posibles y que le han situado al Eibar a las puertas de Europa, empatado a 24 con el Villarreal. Para quitarse el sombrero.

Sorprendente reencuentro

Ipurua ha congregado este jueves en Ipurua a dos milagros del fútbol. En realidad a tres, porque eso es lo que han obrado las mujeres que han saltado al césped y las que les han acompañado en aquel histórico primer partido femenino que se disputó hace 46 años en el campo eibarrés pese a estar prohibido por las autoridades franquistas. Su homenaje ha llegado en un duelo especial, entre dos clubes que hasta hace un lustro se daban más que por contentos con coincidir en Segunda y, que cuatro años después, se han reencontrados convertidos en dos de las sensaciones de Primera.

El Girona, que ha vestido por completo de amarillo precisamente el día en el que en Catalunya se han celebrado unas elecciones decisivas, ha llegado pletórico de moral, con dos puntos más que los armeros tras su último triunfo ante el Getafe (1-0) y dispuesto a llevar la contraria a la lógica para cerrar el año instalado en puestos europeos.

En frente, le ha esperado un Eibar sumergido en una envidiable racha de juego y resultados que ha cambiado por completo el curso de la competición y que le ha vuelto a situar allí donde se habituó a transitar el año pasado en su mejor participación en esta categoría.

Las claves

Salida en tromba
Sin Alejo y sin un Sergi Enrich ‘tocado’, el Eibar arrancó el choque arrollando al Girona
Ramalazo rival
El conjunto catalán recortó distancias, pero su intento de reacción no fue más que un espejismo
Insaciable
Los armeros sentenciaron al inicio de la segunda mitad y anotaron el cuarto tanto casi por inercia

Ingredientes más que sabrosos que prometían un partido pleno de emoción, pero que se ha roto antes de que se cumpliera el primer minuto de juego gracias a la definición de Inui, pero también a la picaresca diseñada en la pizarra en un saque de banda. Para eso son, entre otras cosas, las horas de entrenamiento semanal, para exprimir todos y cada uno de los recursos. Y la estrategia da mucho juego y si se aprovecha bien, como lo ha hecho el Eibar nada más empezar, regala muchos puntos.

A los de Machín ni siquiera les ha dado tiempo a situarse en el campo. Cote se ha dado prisa en marcar la jugada en un saque de banda no muy lejos del área visitante. Charles sabía que tenía que amagar, hacer creer al rival que iba a controlar el balón, para dejarlo pasar y habilitar así a Inui en el interior del área, que ha recortado a su par y ha rematado al palo corto, engañando por completo al meta rival.

Mejor, imposible

No se podía pedir un inicio más fantástico y aun así, el Eibar lo ha mejorado. Solo diez minutos después de que el japonés se apuntara el gol más rápido de LaLiga y el segundo de su cuenta particular tras estrenarse el pasado sábado ante el Valencia, el equipo armero ha concretado su asedio marcando otro tanto que también merece verse repetido en varias ocasiones. Los honores se los ha llevado Charles, el nuevo jefe de la delantera ante la ausencia de un Enrich aquejado de molestias musculares y que se ha quedado de inicio en el banquillo. Pero los grandes protagonistas de la acción han vuelto a ser Inui, que ha cogido carrerilla y además de marcar, ha regalado una espuelita a Cote, que sin querer ser menos, se ha inventado un zurdazo medido al corazón del área, que el brasileño, libre de marca, ha cabeceado lejos del alcance de Bono.

El Girona ha quedado noqueado. Ha dado un pequeño susto que Dmitrovic ha resuelto despejando con los pies una falta botada por Aleix García, pero se le ha visto desbordado ante una escuadra azulgrana que parecía una apisonadora. Pero así como el Eibar no se rinde nunca, el rival que se mira en su espejo tampoco ha querido arrojar la toalla, no al menos de manera tan precipitada.

4 Eibar

Dmitrovic; Capa, Arbilla, Oliveira, Cote; Dani García, Jordán; Bebé (Rubén Peña, min 72), Charles (Escalante, min. 83), Inui; Kike García (Enrich, min. 78).

1 Girona

Bono; Maffeo (Aday, min. 57), Ramalho, Bernardo, Juanpe, Mojica; Aleix García, Timor, Borja García (Kayode, min. 57); Portu (Douglas, min. 70), Stuani

Goles
1-0, min. 1. Inui. 2-0 , min. 10, Charles. 2-1, min., 25 Timor. 3-1, min. 53, Inui. 4-1, min. 91, Jordán
Árbitro
Iglesias Villanueva. Amonestó por el Eibar a Dani García, y por el Girona a Timor y Maffeo.
Incidencias
Partido de la 17ª jornada de la Liga Santander. 4867 espectadores en Ipurua. EFE

De modo que poco después de que Kike García se quedara a pocos centímetros de dejar sentenciado el choque, los de Pablo Machín han logrado volver a meterse en el partido con un gol para enmarcar, un lanzamiento de falta de David Timor que el valenciano ha colado por la escuadra haciendo inútil que Dmitrovic estirase sus 1,94 metros de estatura.

Golpe de autoridad

El cuadro gerundense ha querido transmitir que no había dicho su última palabra, pero la escuadra armera se ha encargado de silenciar sus pretensiones nada más arrancar la segunda mitad.

No ha sido de manera tan repentina como al inicio del choque, pero sí con el mismo personaje principal que en el madrugador tanto que ha abierto el camino de la victoria. En esta ocasión, Inui ha aprovechado un rechace de Bono provocado por un potente disparo de Kike García, para firmar su segundo doblete en esta categoría después del que logró en el último partido de la pasada temporada en el Camp Nou. Como dato anecdótico, cabe apuntar que este gol es el número 70.000 que se marca en Primera. Como ven, nada se escapa a las estadísticas.

Este redondo golpe ha sido tan autoritario que, a partir de entonces el Girona se las ha visto y se las ha deseado para para dar tres pases seguidos. Al Eibar no le ha hecho falta hacer más sangre, porque ya tenía guardado en el bolsillo el quinto triunfo acumulado en las seis memorables últimas jornadas, pero se le ha presentado la ocasión de ampliar su renta y, lógicamente no ha querido desaprovecharla.

El que ha hecho los mayores méritos para llevarse un pedacito de gloria ha sido Rubén Peña, al que ya se le había escapado un remate nada más saltar al césped. Esta vez sí que ha encontrado puerta, pero Bono ha repelido su remate, aunque el abulense ha recogido el rechace y ha ab ierto hacia donde estaba Joan Jordán, que ha redondeado su gran recta final de año con su quinto gol de la temporada.

El Eibar despide un 2017 para enmarcar diciendo adiós al fantasma del descenso y dando la bienvenida a todo lo bueno que pueda venir en el 2018.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos