El Eibar quiere dejar helado al Sevilla

Ramis, Charles y Lombán rodean a Orellana en un ejercicio en un entrenamiento, esta semana en Ipurua. / MORQUECHO
Ramis, Charles y Lombán rodean a Orellana en un ejercicio en un entrenamiento, esta semana en Ipurua. / MORQUECHO

Los armeros ansían volver a la senda del triunfo ante un rival poco habituado al frío polar anunciado

L. G. EIBAR.

Mientras la lucha por los billetes que conducen a Europa se caldea jornada a jornada, el Eibar quiere ayudarse de la ola de frío polar que azota al norte de la península para dejar helado a un Sevilla nada acostumbrado a las gélidas temperaturas que se anuncian.

Curtidos por sus sesiones de entrenamiento en Atxabalpe, donde el frío es más intenso que en el propio Ipurua, los armeros esperan congelar las ideas de un rival que viene crecido por sus amplias posibilidades de conseguir plantarse en la final de la Copa, pero con una trayectoria decreciente en Liga tras encadenar siete partidos consecutivos sin conocer la victoria.

Precisamente, ese sobreesfuerzo copero realizado hace tan solo tres días en un duro partido ante el Leganés y las propias dificultades que representa jugar en Ipurua son otras de las ventajas que el conjunto azulgrana tiene a su favor para tratar de conseguir un triunfo que se le resiste desde la derrota cosechada ante el Atlético de Madrid (0-1) en el último partido de la primera vuelta, y los empates cedidos ante el Málaga (1-1) y el Athletic (1-1) en el arranque de la segunda fase.

Salvo las cuatro bajas ya conocida de Fran Rico, Pedro León, Sergi Enrich y Paulo Oliveira, José Luis Mendilibar dispone de efectivos de sobra para este choque, de forma que ya avanzó ayer que Yoel Rodríguez y el recién llegado Vukasin Jovanovic serán los dos descartados. El primero porque aún debe fortalecer la rodilla que se lesionó de gravedad y el serbio porque apenas ha realizado dos entrenamientos, el de ayer incluso algo recortado porque llegó tarde al inicio de la sesión por culpa del tráfico y las inclemencias climatológicas. El joven central tendrá así una semana más para aprenderse los nombres de sus compañeros.

Todo apunta a que jugadores como Capa, Dani García o Jordán , asiduos hasta que Mendilibar realizó una llamativa revolución en San Mamés, recuperarán sus puestos en la alineación inicial, aunque el excelente rendimiento ofrecido por los teóricos suplentes complican aún más si cabe anticiparse a los planes del de Zaldibar.

Arbilla y Ramis sí que repetirán en el centro de una zaga a la que, además de Capa, también podría volver Cote, que ni siquiera fue incluido en la lista para Bilbao.

El medio centro, formado en la pasada jornada por Escalante y Diop, podría variar por la inclusión de Dani García junto al senegalés, mientras que cabe la opción de que Joan Jordán actúe de enganche junto a los extremos.

Es probable que Alejo y Orellana vuelvan a jugar juntos, pero en esta ocasión cada uno por una banda, puesto que no sería de extrañar que Mendilibar diera un descanso a Inui tras las irregulares actuaciones que el japonés ha protagonizado en las dos últimas jornadas.

Pese al gélido frío anunciado, Ipurua presentará un aspecto formidable para asistir a uno de los muchos partidos con caché que se anuncian para esta segunda vuelta.

Recuperar terreno perdido

El Sevilla es uno de los grandes por nombre y por presupuesto, pero llega a esta cita con solo cuatro puntos más que el Eibar y con mucho terreno perdido que debe empezar a recuperar para que no cunda el pánico en su parroquia. Montella es consciente de que deberán dar el máximo para sacar algo positivo ante un Eibar que ha hecho de Ipurua su fortín.

Hace siete jornadas que se le ha olvidado lo que es ganar, y la goleada sufrida en su casa ante el Betis supuso una afrenta de la que todavía no se ha recuperado. Tras sumar solo cuatro puntos de los últimos quince, con un triunfo en casa del Espanyol (0-3) hace dos jornadas y un empate como local con el Getafe (1-1) en la pasada, los hispalenses necesitan ganar para intentar recortar distancias respecto a los rivales que les preceden en la tabla.

Aún con la rabia acumulada por sus empates ante el Getafe en Liga y el Leganés en Copa, producto de sendos 'errores' de un Sergio Rico al que el club y su técnico han dado su total apoyo, el italiano medita hacer algunos cambios por llegar el encuentro solo 60 horas después del de Butarque y ante la cercanía de la vuelta copera.

Montella podría refrescar a su equipo y por lo que se ha podido traslucir de los entrenamientos, todo apunta a que las rotaciones van a estar a la orden del día. Jugadores como Éver Banega, Jesús Navas o el delantero Muriel, tienen asumido que tendrán que resguardarse con una manta bien gorda en el banquillo, porque todo apunta a que al menos tres de los cuatro fichajes que han llegado en este mercado invernal saltarán de inicio. Layún, Roque Mesa y Sandro son algunas de las sorpresas que el italiano tiene preparadas para dar con el punto de inflexión.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos