SD Eibar

SD Eibar: Se intensifica la pelea por una plaza en la plantilla

Escalante, Rubén Peña, la presidenta, Amaia Gorostiza, Dani García e Inui, en Austria. / SDEIBAR

El Eibar tiene cubiertas 25 fichas, incluyendo a Yoel, y superará el número mínimo permitido en cuanto incorpore a un central

LETIZIA GÓMEZ EIBAR.

El Eibar está aplicando a rajatabla ese dicho que reza 'es mejor pecar por exceso que por defecto'. No es que haya echado la casa por la ventana y haya gastado a mansalva en fichajes, porque en este aspecto la entidad azulgrana sigue siendo muy comedida, pero sí que se ha encontrado con un 'overbooking' en la plantilla.

A poco menos de un mes para que arranque la competición, la escuadra armera tiene ya completo el número de plazas permitidas para competir y aún le queda por fichar a un central que complete la terna en el eje de la zaga. Salvo que el club decida dejar sin ficha a Yoel, algo que quieren evitar a toda costa, eso significa que Mendilibar tendrá que realizar al menos un descarte, y no sería sorprendente que se produjera alguna salida más, dado que el técnico siempre insiste en que no le gusta trabajar con más de 23 efectivos.

Estas dos próximas semanas serán cruciales en este sentido, porque los responsables de la entidad son conscientes de que se debe tomar una decisión lo más rápido posible por el bien de los jugadores que no entren en los planes.

Los futbolistas concentrados en Kossen también saben a la perfección que hay varias posiciones saturadas de efectivos y que, por tanto, no hay sitio para todos. No olvidan que en estos días de concentración en Austria se juegan buena parte de sus opciones para no tener que bajarse del barco y eso se nota también en la intensidad con la que los armeros afrontan las sesiones de trabajo y, sobre todo, los partidos.

Exceso en ataque

La pelea va a ser dura en prácticamente todos los puestos. Y es que a la espera de que Yoel se recupere de su gravísima lesión en la rodilla, Dmitrovic y Riesgo se disputan la titularidad sin que haya un claro favorito por el momento.

Más caro aún va a estar ocupar el lateral derecho, puesto que hay hasta tres jugadores específicos para esa posición, Capa, el habitual inquilino de esa plaza, Arbilla, un jugador que siempre responde se le ponga donde se le ponga, y Jordi Calavera, la gran incógnita, pero también la gran esperanza de futuro para el Eibar. En el flanco izquierdo, la cosa está entre Juncà y el recién llegado Cote, el sustituto de Luna.

Para el centro de la defensa, Mendilibar dispone de tres centrales, Gálvez, Ramis y Paulo Oliveira, aunque aún queda por llegar un cuarto efectivo que aumente la competencia.

El exceso se concentra sobre todo del centro del campo para adelante, donde hay cinco medios (Dani García, Escalante, Fran Rico, Rivera y el recién fichado Joan Jordán), y hay otros cinco extremos para dos posiciones, Inui, Bebe, para la izquierda, Pedro León e Iván Alejo por la derecha, y Rubén Peña que puede actuar por ambas bandas, en la media punta, de delantero y hasta de lateral. En la punta de ataque también se prevén empujones entre Sergi Enrich, Kike García, Nano y el brasileño Charles Dias.

Más

Fotos

Vídeos