SD Eibar

El Eibar no se olvida de ganar

Jordi Calavera trata de robar el balón a un rival del Eibar
Jordi Calavera trata de robar el balón a un rival del Eibar / MARíA GIL

Vuelve a la senda del triunfo ante el Oviedo con un gol de Kike de penalti

LETIZIA GÓMEZ

El Eibar se apuntó ante el Oviedo su quinto triunfo de la pretemporada en un duelo en el que lo más brillante fue precisamente el lanzamiento de penalti que transformó Kike García por la escuadra. El esfuerzo y los minutos acumulados en los ocho amistosos disputados hasta ahora parece pesar a los armeros, que aunque no pasaron tantos apuros como en la víspera frente al Sporting, carecieron de la fluidez y la frescura ofensiva mostrada en semanas precedentes. Unos altibajos de forma que están totalmente contemplados en la planificación física, que Mendilibar tratará de implementar en la semana que le queda por delante para preparar los dos últimos compromisos, el que disputará el viernes 11 de agosto (19.00 horas) ante Osasuna en El Sadar, y el que cerrará el calendario veraniego frente al Zaragoza al día siguiente en La Romareda.

Varían los rivales, varían los resultados, pero lo que no cambia ni un ápice es la hoja de ruta del técnico armero, que alineó a los otros 11 jugadores disponibles que no jugaron en Villaviciosa. Se encontraron con un Oviedo voluntarioso pero poco compenetrado, porque para algunos jugadores astures era su primer partido, y eso propició que, aunque faltara claridad de ideas, el Eibar creara ocasiones tan nítidas como la que protagonizó Kike García, que remató a la media vuelta fuera por poco un buen pase entre líneas que le dispensó Elgezabal.

No fue lo único destacable de una primera mitad parca en ritmo, pero con algunos destellos de calidad, aportada en gran medida por Rubén Peña y Joan Jordán, los dos jugadores más dinámicos de la escuadra armera. El abulense, peleón y persistente como es habitual en él, desbordó con cierta facilidad y generó más de una opción con pases peligrosos que la defensa ovetense supo despejar. El catalán, por su parte, volvió a mostrar una clase innata tanto a la hora de distribuir el juego, como para ejecutar las acciones a balón parado, como una falta que lanzó muy ajustada, pero que recibió una gran respuesta por parte de Herrero.

1 Eibar

Dmitrovic; Calavera, Elgezabal, Ramis (Gálvez, min, 63), Cote; Jordán, Rivera (Dani García, min, 75); Rubén Peña, Ibargoien (Capa, min. 75), Inui; Kike García (Charles, min. 63).

0 Oviedo

Herrero (Juan Carlos, min. 63); Cotugno (Johannesson, min, 59), Valentini (David Rocha, min. 46), Carlos Hernández (Prendes, min. 63), Mossa (Saúl Berjón, min. 59); Liti, Mariga (Héctor Verdés, min. 46), Hidi (Edu Cortina, min. 46), Folch (Asier min. 63); Aarón Ñíguez (Pucko, min. 59), Linares (Toche, min. 59).

GOLES:
0-1, min. 49: Kike García, de penalti.
ÁRBITRO
José Antonio López Toca, del colegio cántabro. Amonestó a Liti (m. 18).
INCIDENCIAS:
Unos 500 espectadores se dieron cita en El Malecón de Torrelavega, hasta donde se acercaron una veintena de seguidores eibarreses. Paulo Oliveira causó baja al tener que viajar a Portugal por el fallecimiento de su abuelo.

Penalti por la escuadra

El Oviedo tampoco quiso quedarse atrás y tras hacerse con el balón en los últimos minutos fabricó la opción más clara con un disparo seco y certero de Aarón Ñíguez que se encontró con un Dmitrovic imperturbable que impidió un tanto que ya se cantaba en la grada.

Ese aviso sirvió para espolear a los eibarreses, que salieron con sus miras puestas en la portería azulona. Y a la primera que llegaron forzaron un penalti tan claro como innecesario de Héctor Verdés sobre Kike García. El central valenciano, que había salido justo tras el descanso, agarró del cuello sin disimulo al conquense y lo lanzó al suelo sin contemplaciones y delante del árbitro, que no dudó en dirigirse hacia los once metros. Hasta allí se fue también el delantero azulgrana, que coló su fuerte disparo por la misma escuadra.

Adelantarse en el marcador dotó al equipo de la tranquilidad necesaria para mover el balón con mayor criterio y llegar al área local con más asiduidad y también con más mordiente. Eso propició que el Oviedo tuviera que cometer faltas como la que Jordán botó desde el flanco izquierdo, obligando a Herrero a lucirse de manera espectacular para enviar a córner un disparo envenenado que iba directo a su objetivo.

Ahora toca recuperarse de este doble esfuerzo y preparar las dos últimas citas veraniegas con vistas al inicio liguero.

Kike García se convierte en el máximo anotador

Kike García ha aprovechado la ausencia por lesión de Sergi Enrich y Nano Mesa para encaramarse a lo más alto de la lista de anotadores azulgranas en lo que va de temporada. El delantero conquense provocó un penalti inexcusable de Héctor Verdés y no dudó ni un segundo en coger el balón, situarlo en el punto de los once metros y lanzarlo con todo su alma para lograr el triunfo del Eibar, pero también el cuarto tanto de su cuenta particular. Supera así en la tabla a sus dos compañeros de línea, que acumulan tres por cabeza. De lo que no cabe duda es de que el Eibar está mostrando una notable capacidad anotadora, puesto que hasta ahora suma 17 goles a su favor por nueve en contra. Aún le quedan otros dos partidos más para ir afinando su puntería de cara al estreno liguero del 21 de agosto en La Rosaleda.

Fotos

Vídeos