SD Eibar

El Eibar, uno de los equipos más rodados

Mendilibar, durante un entrenamiento / EFE

La escuadra armera, con diez amistosos, es el segundo equipo con más partidos este verano tras el Deportivo

LETIZIA GÓMEZ EIBAR.

Las pretemporadas han adquirido una máxima importancia para los equipos de la Liga, que cada vez se someten a sesiones de trabajo más intensas y afrontan largas concentraciones en las que concertan partidos ante rivales de entidad para calibrar bien sus fuerzas. Y el Eibar no es una excepción, al contrario. De hecho, su amplio calendario de amistosos, que contempla la disputa de diez partidos, le convierte en el segundo equipo de la categoría que tiene la agenda más amplia, solo por detrás del Deportivo de la Coruña, que ha cerrado un total de once amistosos veraniegos.

El conjunto azulgrana se toma muy en serio este periodo de preparación y casi ha calcado el duro plan del año pasado para llegar al inicio liguero pleno de energía. Ha repetido estancia en Kossen, aunque en diferentes fechas y también ha realizado una importante labor en los despachos para que gran parte de sus rivales le exijan un alto rendimiento.

No importa tanto lograr buenos resultados como que el equipo ofrezca unas buenas sensaciones sobre los terrenos de juego, y en ese sentido, el equipo armero va cumplido sus objetivos, al tiempo que incrementa la dificultad de sus citas.

Como ya ocurrió el pasado verano, el Eibar rompió el hielo post vacacional con dos duelos ante el Real Unión y el Barakaldo, ambos de Segunda B, a los que se impuso por 3-1 y 4-0, respectivamente. Después puso rumbo hacia su 'stage' en Austria y el pasado fin de semana solventó con desiguales resultados otros dos partidos en este caso ante rivales internacionales. Ante el Watford de la Premier League, la escuadra azulgrana se mostró superior y dispuso de varias ocasiones claras para marcar, pero fueron los ingleses los que acertaron para llevarse el triunfo por la mínima (0-1). Frente al Leeds United de la Championship, en cambio, los de Mendilibar sí supieron plasmar su superioridad en el marcador, que reflejó un contundente 4-2.

Este fin de semana afrontará los dos restantes choque que tiene concertados, mañana en Kossen (17.00 horas) ante el Kasimpasa de la Superliga turca, y el domingo en Mittersill (17.30 h) frente al Schalke 04 de la Bundesliga alemana.

Cuatro más a la vuelta

A su retorno a casa, al Eibar le espera una recta final de pretemporada con cuatro compromisos frente a equipos de Segunda que iniciarán su competición con el ambicioso objetivo de estar entre los conjuntos que asciendan a Primera.

Dispondrá de varios días para preparar la cita que le enfrentará el viernes, 4 de agosto (19.00 h), al Sporting de Gijón en Mareo, mientras que un día después el plantel azulgrana se desplazará hasta El Malecón de Torrelavega para medirse, también a las 19.00 horas, al Oviedo.

Los dos últimos partidos se reservan para la semana previa al arranque de la competición. Así, el 11 de agosto (19.00 h) el Eibar acudirá a El Sadar para jugar ante Osasuna y un día más tarde, el sábado 12, clausurará su lista de amistosos frente al Zaragoza, que una vez más ha invitado a los armeros a participar en el Trofeo Carlos Lapetra que se llevará a cabo en La Romareda a las 21.00 horas. Esta última cita cerrará la última semana de pretemporada, antes de concentrarse exclusivamente en preparar el primer choque liguero, ante el Málaga.

Los armeros llegarán al inicio de la Liga con diez amistosos en sus piernas, más del doble que los cuatro que ha logrado cerrar el ascendido Getafe, que junto con el también recién llegado a la categoría, el Girona, que disputará cinco en total, son los que comenzarán el campeonato doméstico con menos rodaje que el resto. Eso sí, ambos finalizaron la pasada campaña bastante más tarde que el resto. El conjunto azulón, de hecho, certificó su regreso a Primera el 24 de junio, después de superar con éxito el play off de ascenso. La Liga había acabado el 21 de mayo.

Más

Fotos

Vídeos