S.D. Eibar

El Eibar debe archivar su exiguo respaldo anotador

Mendilibar, pensativo en el entrenamiento de Atxabalpe. / MORQUECHO
Mendilibar, pensativo en el entrenamiento de Atxabalpe. / MORQUECHO

Acumula cinco goles repartidos entre cuatro jugadores, por los 16 que habían anotado los ocho goleadores del año pasado a estas alturas

LETIZIA GÓMEZ EIBAR.

El Eibar se plantará el domingo (18.30 horas) en el estadio de Anoeta fuera de los puestos de descenso, pero convertido en el segundo equipo menos anotador de la categoría, solo por delante del Alavés, que apenas ha festejado cuatro goles que solo le han servido para apuntarse tres puntos. Los armeros han sabido exprimir casi al máximo su escasa efectividad, pero su facultad anotadora no deja de ser insuficiente y está a años luz de la que exhibían en el pasado ejercicio a estas mismas alturas. El recuento de la aportación del actual plantel no precisa de demasiado tiempo. Los cinco tantos que figuran en el casillero anotador de los eibarreses están repartidos entre solo cuatro jugadores.

Charles encabeza la exigua tabla con dos goles, el del día de su debut en la primera jornada que reportó el triunfo en Málaga, y el rechace que recogió y alojó en el fondo de la portería del Levante y que significó el empate salvador ante los granotas (2-2). El siguiente en estrenarse fue Alejandro Gálvez, que anotó el gol del triunfo ante el Leganés (1-0) en la cuarta jornada. Solo cuatro días después Sergi Enrich hizo realidad su sueño de marcar en Camp Nou, aunque el 6-1 final deja patente que no sirvió para puntuar.

Y después atravesar una sequía de cuatro partidos consecutivos sin ver portería contraria, Arbilla enseñó el camino para encontrarla con una falta directa que devolvió la esperanza a un Eibar que caía por 0-2 al descanso en el último choque ante los levantinos.

La escasa efectividad del Eibar contrasta con los 21 goles que luce la Real Sociedad

En definitiva, con la única contribución de dos delanteros y dos defensas, la escuadra dirigida por José Luis Mendilibar echa en falta la solidaridad y el respaldo anotador que sí tenía la plantilla azulgrana en la pasada campaña a estas mismas alturas de la competición.

De hecho, el octavo puesto que ostentaba sobrapasada la décima jornada se debía en gran medida no solo a un gran bagaje goleador que le llevó a acumular 16 goles, sino también al hecho de que su acierto estuviera distribuido entre ocho de sus efectivos.

Solidaridad goleadora

Para estas fechas, solo Pedro León ya acumulaba cuatro goles que habían ayudado a sumar 10 puntos, mientras que Enrich, que al final terminó como 'pichichi' del equipo, había marcado tres. Pero el Eibar no solo dependía de ellos. Ramis, con dos tantos, así como Nano, Bebé, Escalante, Fran Rico y Kike García, también supieron sacar provecho a la gran capacidad para generar ocasiones, que propiciaron que también subieran a su marcador dos goles en propia puerta del realista Illarramendi en Ipurua, y del ex txuri urdin Diego Reyes en el feudo del Espanyol.

Los eibarreses se agarran a su último partido, curiosamente el primero en el que han conseguido anotar en más de una ocasión, para armarse de moral e ilusión de cara a su próxima visita a Anoeta. Sin embargo, no es precisamente un estadio que se le dé demasiado bien, no en vano nunca han ganado allí y solo han sido capaces de lograr cuatro goles en sus cinco partidos como visitante, tres de ellos en Primera y los restantes en Segunda.

Ante un rival muy certero

Y por si estos precedentes no fueran suficientes, se encontrará con una Real Sociedad que, pese a la derrota sufrida en Getafe, muestra un poder anotador que no está muy lejos de los dos equipos que comandan la clasificación. Y es que los de Eusebio han visto puerta ya en 21 ocasiones y solo Oyarzabal, con sus cinco goles, ya ha anotado los mismos que todo el equipo de su ciudad natal.

Pero el eibarrés no es el único que está en racha. Illarramendi, Juanmi y William José han contribuido con tres tantos por barba, mientras que Aritz Elustondo, Llorente y Xabi Prieto llevan dos por cabeza. El último goleador en cerrar esta lista es el francés Kevin Rodrigues, que se estrenó nada menos que ante el Real Madrid, aunque después también marcó en propia puerta escasos segundos después de haber estrellad otro disparo en la madera.

Más

Fotos

Vídeos