S.D. Eibar

El Eibar cree haber dado con la senda para volver a ganar

Mendilibar dirige un entrenamiento en Atxabalpe./FÉLIX MORQUECHO
Mendilibar dirige un entrenamiento en Atxabalpe. / FÉLIX MORQUECHO

La inoportuna irrupción de la Copa no desvía la atención del partido ante el Levante, clave para que los armeros comiencen a tomar impulso

LETIZIA GÓMEZEIBAR.

El Santiago Bernabéu no era el campo propicio para sumar los puntos que tanto necesita el Eibar, pero sí el escenario ideal para demostrar que Mendilibar está consiguiendo crear un bloque consistente para retornar a la senda del triunfo ahora que el calendario se 'suaviza'. Después de pasar bajo el yugo de numerosos equipos que están participando en competiciones europeas, el equipo eibarrés ha ido rearmando de moral y firmeza a sus filas con la ilusión de poder hacer frente con garantías a los rivales con los que peleará por seguir una temporada más en Primera.

Es innegable que, desde que concluyó el segundo parón liguero, el equipo transmite una sensación más motivadora que la negativa imagen que dejó en Villarreal, donde se vio a un grupo de jugadores rendidos e incapaces de circular el balón. En Madrid no tuvo opciones claras de marcar, pero sí que se percibió una clara idea de juego y a un bloque más estable y solidario. Aunque no fue suficiente para hacer frente al cuadro merengue, sí puede valer para tratar de lograr la segunda victoria de la temporada en Ipurua el domingo (18.30 horas) ante el Levante.

Está costando, pero poco a poco el Eibar se está adaptando a las circunstancias. Las numerosas bajas han mermado su potencial desde el mismo inicio del campeonato, pero una vez digerido ese vacío, el técnico y sus jugadores se están adecuando a las nuevas necesidades.

La defensa, una de las líneas más afectadas por las imposiciones del mercado y las lesiones, ha encontrado la senda que conduce a la estabilidad, aunque los tres goles recibidos en Chamartín puedan indicar lo contrario.

Con la defensa y el medio centro algo más firmes, el Eibar debe mejorar su bagaje ofensivo

Dani García es duda ante el Celta, por lo que Mendilibar tiene pocas opciones para rotar

Otra de las muestras que indican la buena marcha de ese proceso de acoplamiento es el hecho de que el preparador armero haya sabido dotar de mayores prestaciones al centro del campo ante la imposibilidad de poner en práctica su habitual ofensiva por las bandas. Frente a la falta de efectivos para poder desbordar por los flancos, en las dos últimas citas ha reforzado su medular. Aun poniendo en liza un trivote con una edad media de 22 años en el Bernabéu, el Eibar fue capaz de contener y por momentos anular a un centro del campo madridista de muchos quilates.

La gran asignatura pendiente ahora mismo sigue estando en la nula capacidad anotadora que está mostrando la escuadra armera. El Eibar no asusta a los rivales, lo que propicia que salgan a buscar la portería azulgrana sin miedo y con alegría. De ahí también los veinte goles en contra que luce con pesar en su casillero. Es ahí donde el equipo debe concentrar sus esfuerzos, porque sin goles no hay triunfos que valgan y, al menos en Ipurua, hay que empezar a sumar de tres en tres. Y más ante rivales directos como el Levante.

Mañana, el Celta en Ipurua

El problema es que justo antes de este trascendental duelo ante un equipo que acumula cuatro puntos más que los eibarreses hay que hacer frente al estreno de la Copa (contra el Celta, mañana a las 21.30 horas en Ipurua), una competición que en otras ocasiones ha venido bien para dar minutos a los que menos jugaban, pero que ahora se presenta como un acontecimiento inoportuno que puede generar más problemas que ilusiones.

Por de pronto, a las cinco bajas ya existentes hay que sumarles la duda de Dani García, que sigue con sus problemas de lumbalgia, por lo que Mendilibar dispone de pocas opciones para rotar.

Más

Fotos

Vídeos